Podemos se suma a la petición de dimisión de Marlaska por el caos en Arguineguín

Por: The Objective | Agencias

Sociedad
Podemos se suma a la petición de dimisión de Marlaska por el caos en Arguineguín

La coordinadora general de Podemos Canarias, Laura Fuentes, ha pedido la «inmediata dimisión» del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por la salida este martes de 227 inmigrantes del campamento de Arguineguín (Gran Canaria) sin un lugar donde pernoctar o al que acudir. Fuentes ha afirmado que se han vulnerado los derechos humanos de estas personas y se ha puesto en peligro la paz social con los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria, ciudad a la que han sido trasladados. A la noche, la Secretaría de Estado de Migraciones dio instrucciones para recoger inmediatamente a los más de 200 inmigrantes para ser derivados a plazas del sistema de acogida. Los afectados que han hablado con Efe aseguran que llevaban cinco días en Arguineguín, que solo habían comido una vez este martes y que ninguno ha podido ducharse en los últimos quince días.

En contexto: el Gobierno dejó salir a su suerte a estos inmigrantes sin papeles, tal y como relata el diario canario La Provincia, en un momento en el que las autoridades están abrumadas por la constante llegada de cayucos. El campamento, ubicado de manera provisional e improvisada en el muelle, alberga a 2.000 personas. El municipio donde se encuentra tiene pocos habitantes más.

La dirigente de Podemos ha calificado de «profundamente decepcionante» que un ministro de un gobierno progresista «juegue de esta forma con la dignidad de las personas migrantes» y se ha preguntado si esta es la forma del Estado «de vaciar» el muelle de Arguineguín y si este «es el plan de choque para la gestión migratoria en Canarias». Coincide con la presidenta del PP en las islas, Australia Navarro: «Han puesto en la calle a más de 200 inmigrantes, los han dejado a su suerte. Esto es una grave irresponsabilidad. Exigimos responsabilidades inmediatas al ministro Marlaska y que lo cesen, porque no está a la altura de la grave crisis humanitaria que se vive en Canarias».