Portugal endurece las restricciones por el aumento «extremadamente preocupante» de los contagios

Política y conflictos

Portugal endurece las restricciones por el aumento «extremadamente preocupante» de los contagios
Foto: RAFAEL MARCHANTE| Reuters

El primer ministro de Portugal, António Costa, ha anunciado las nuevas restricciones que entrarán en vigor a partir del próximo 24 de noviembre ante un aumento «extremadamente preocupante» de los casos de COVID-19 en las últimas semanas, por lo que en algunas zonas endurecerán el toque de queda.

Más detalles: Costa ha anunciado que será obligatorio el uso de mascarilla en los centros de trabajo -ya lo era en la vía pública- , salvo que se cumpla la distancia mínima o el empleado trabaje en solitario, se harán controles fiscales en aquellas en las empresas que no cumplan con el teletrabajo, obligatorio en todas las comarcas que tienen más de 240 casos por cada 100.000 habitantes, y se suspenden las clases en todos los centros docentes del país los días 30 de noviembre y 7 de diciembre, ya que en Portugal es festivo el 1 y el 8 de diciembre.

El primer ministro portugués ha hecho un llamamiento al sector privado para que suspendan las jornadas laborales los días 30 de noviembre y 7 de diciembre. En estos dos días festivos, 1 y 8 de diciembre, también estará prohibido circular entre las comarcas del país.

El toque de queda para todas las comarcas con más de 240 casos por cada 100.000 habitantes se mantiene de 23.00 a 05.00 horas en días de diario y de 13.00 a 05.00 horas los fines de semana. Sin embargo, entre el 27 de noviembre y el 2 de diciembre y del 5 al 9 de diciembre, el toque de queda será el mismo en todo el país y se aplicará entre las 23.00 y las 05.00 horas.

En cualquier comarca con más de 240 positivos, los establecimientos comerciales tienen que cerrar a las 22.00 horas y los centros culturales a las 22.30 horas. Además, en 127 comarcas del país, donde hay más de 480 casos por cada 100.000 habitantes, entre ellas Oporto y Lisboa, el toque de queda para los fines de semana y festivos será entre las 13.00 y las 05.00, mientras que los establecimientos comerciales tendrán que cerrar a partir de las 15.00 horas los días 30 de noviembre y 7 de diciembre.

Según Costa, hay 65 comarcas en riesgo elevado (más de 240 casos), 80 en situación de riesgo muy elevado (más de 480 casos) y 47 en riesgo extremadamente elevado (más de 960 casos). Otras 65 comarcas se encuentran en situación moderada, con menos de 240 casos.

El parlamento luso decidió ayer, viernes, renovar el estado de emergencia a partir del próximo martes, 24 de noviembre, por otros 15 días, jornada en la que también comenzarán a aplicarse las restricciones anunciadas hoy por Costa.

Dichas medidas restrictivas serán revisadas cada 15 días, coincidiendo con la votación de la renovación del estado de emergencia, que es el nivel de riesgo más elevado del país. Costa también ha anunciado que se han habilitado 750 millones de euros a fondo perdido para ayudar a los sectores económicos más afectados por la pandemia y que podrán aplazarse los pagos del IVA trimestral y de las cuotas de la seguridad social sin intereses.