Reino Unido aprueba la ley que obliga a reducir a cero los gases contaminantes

Economía y capital

Reino Unido aprueba la ley que obliga a reducir a cero los gases contaminantes
Foto: Glasgow Youth Climate Strike

El objetivo británico de reducir a cero los gases de efecto invernadero que contaminan el medioambiente para 2050 se ha convertido este jueves en ley. Reino Unido se convierte así en la primera gran economía que aprueba una legislación similar para afrontar la crisis climática.

La ley se ha aprobado por la vía rápida tanto en la cámara de los Comunes como en la de los Lores, puesto que todos los partidos estaban a favor de la medida.

«Reino Unido inició la Revolución Industrial, que fue responsable del crecimiento económico en todo el mundo, pero también del aumento de las emisiones», ha dicho el secretario de Estado británico de Energía y Crecimiento Limpio, Chris Skidmore.

Reino Unido ya estaba legalmente comprometido a reducir las emisiones en un 80% para el 2050, pero el Gobierno ha dado un paso más para marcar como objetivo un recorte a cero tras la intensa campaña de presión de los grupos ecologistas del país.

El grupo ecologista Extinction Rebellion organizó hace unas semanas una serie de protestas callejeras en Londres y otras ciudades para forzar al Gobierno a tomar medidas concretas ante el calentamiento global.

El principio de la neutralidad de carbono implica que no se emitan más gases de efecto invernadero de los que el país puede absorber, en particular gracias a sus bosques y sus suelos.

El ministro de Finanzas Philip Hammond advirtió que el nuevo objetivo podría costar más de mil millones de libras.

Todos los coches eléctricos en 2035

Este objetivo implicará que las emisiones de gases contaminantes de viviendas, transporte, agricultura y la industria tendrán que ser evitadas por completo. El llamado Comité sobre Cambio Climático, que asesora al Gobierno, consideró que, si otros países siguen las medidas del Reino Unido, habrá más posibilidades de situar por debajo de 1,5 grados centígrados el alza de las temperaturas para 2100.

Según los expertos, para alcanzar el objetivo cero, el país tendrá que poner fin al uso de los calentadores a gas en los hogares, poner en marcha electricidad más ecológica y que todos los coches sean eléctricos en 2035.

Además, la gente tendrá que caminar y montar más en bicicleta, consumir menos carne y lácteos, y viajar menos en avión.

Otros países también se han fijado una meta de neutralidad de carbono a más o menos largo plazo —Noruega tiene como objetivo 2030—, pero ninguna fue adoptado aún a nivel legislativo.

La Unión Europea se comprometió a reducir sus emisiones en 40% para 2030, en relación al nivel de 1990, pero el Parlamento Europeo pidió que este objetivo se eleve al 55%.

En noviembre, 10 países, entre ellos España y Francia, invitaron a todos los líderes a acordar la neutralidad de carbono para 2050.