Reino Unido cerrará sus puertas a los inmigrantes "poco cualificados" y que no hablen inglés

Política y conflictos

Reino Unido cerrará sus puertas a los inmigrantes "poco cualificados" y que no hablen inglés
Foto: Francisco Seco

A partir del año 2021, los inmigrantes que lleguen a Reino Unido deberán acreditar un nivel suficiente de inglés y, además, tendrán preferencia para obtener el visado aquellos que lleguen con una oferta de trabajo o académica, según el nuevo sistema de inmigración hecho público por el Gobierno este miércoles.

Este nuevo sistema para el Reino Unido post Brexit dará prioridad a “las mente brillantes” y perjudicará a los “trabajadores poco cualificados”.

Desde 2021, para obtener una visa de trabajo se necesitarán capacidades específicas, hablar inglés y contar de antemano con una propuesta de empleo de un salario mínimo de 25.600 libras (30.820 euros) anuales. En cuanto al nivel de estudios requerido, este ha sido reducido de una licenciatura al equivalente del bachillerato, para permitir «una mayor flexibilidad».

El Ejecutivo ha detallado que la nueva ley de inmigración que espera aprobar en los próximos meses no incluirá una opción para dar permisos a trabajadores «poco cualificados» ni una «ruta» de entrada al país «para empleo temporal».

«Durante demasiado tiempo, un sistema migratorio distorsionado por la libertad de movimientos europea ha fallado a la hora de cumplir con las necesidades de los británicos. Nuestra propuesta va a cambiar todo esto», señala el «libro blanco» publicado por el Gobierno, sobre el que se desarrollará la nueva legislación. «Necesitamos cambiar el foco de nuestra economía para que deje de asentarse sobre la mano de obra barata de Europa y concentrarnos, en cambio, en invertir en tecnología y automoción. Los empleados deberán adaptarse», detalla del texto.

Londres inspirará su modelo migratorio en el de Australia, donde los aspirantes deben superar un umbral determinado de puntos que se otorgarán en función de criterios como el nivel de inglés, contar con una oferta de trabajo y otros factores que se adaptarán en función de las necesidades del mercado laboral. Los inmigrantes deberán superar los 70 puntos para poder optar a solicitar un visado de entrada en el país.

Las visas de estudiantes también seguirán un sistema de puntos, para los «talentos del mundo entero», con la condición de haber recibido una propuesta de un establecimiento británico, hablar inglés y poder mantenerse.

Según el proyecto gubernamental, los europeos y los inmigrantes del resto del mundo que quieran vivir en Reino Unido serán tratados con el mismo rasero.

Los cambios entrarán en vigor el 1 de enero de 2021, una vez haya concluido el periodo de transición del Brexit, en el que el Reino Unido continúa manteniendo la libre circulación de personas para ciudadanos de la Unión Europea.