Rihanna se convierte en la cantante femenina más rica del mundo

Una gran parte de la cantante de Barbados procede de su colaboración con el grupo de lujo francés LVMH, que lleva su firma Fenty Beauty

Por: The Objective

Cultura
Rihanna se convierte en la cantante femenina más rica del mundo
Foto: Francois Mori

La cantante Rihanna se ha convertido en la artista musical femenina más rica del mundo, con una fortuna de 600 millones de dólares, según la revista Forbes. Su fortuna está alimentada principalmente por sus marcas de moda y maquillaje y la sitúa por delante de otras cantantes como Madonna, Céline Dion y Beyoncé.

Una gran parte de la cantante de Barbados procede de su colaboración con el grupo de lujo francés LVMH, que lleva su firma Fenty Beauty, que generó 570 millones de dólares en ingresos en 2018, solo 15 meses después de inaugurar el negocio. La marca de maquillaje está valorada en unos 3.000 millones de dólares y Rihanna recibe un porcentaje de beneficios menor al de LVMH, que obtiene el 50%.

Además, la cantante de éxitos como Umbrella, Love the way you lie y Diamonds es copropietaria de la línea de lencería Savage X Fenty junto a la compañía digital de moda TechStyle Fashion.

Próximamente, Rihanna ampliará su colaboración con el imperio dirigido por el millonario francés Bernard Arnault y abrirá una línea de ropa, zapatos, accesorios y joyería de lujo que supone la primera aventura emprendedora para el grupo de lujo en más de 30 años.

«Crear una marca con LVMH es un momento increíblemente especial para nosotros. Arnault me ha dado carta blanca para desarrollar una casa de moda en el universo del lujo. No podía imaginar un socio mejor tanto en términos creativos como de negocio y estoy impaciente por mostrar nuestras creaciones», dijo en un comunicado a principios de mayo.

La fortuna de 600 millones de dólares de Rihanna la sitúa por delante de otras artistas como Madonna, con 570 millones; Céline Dion, con 450 millones y Beyoncé, con 400 millones.

Forbes destaca el papel que han jugado la fama y las redes sociales, en las que Rihanna acumula millones de seguidores, a la hora de propulsar sus negocios, como ya ha ocurrido con otras celebridades como Kylie Jenner, la pequeña del clan Kardashian, considerada la millonaria más joven hecha a sí misma.