Río da la bienvenida a los Juegos Olímpicos convirtiendo a Maracaná en una selva

Lifestyle

Río da la bienvenida a los Juegos Olímpicos convirtiendo a Maracaná en una selva
Foto: HANDOUT

En la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Río 2016, los primeros disputados en un país de Sudamérica, la selva cobró protagonismo. Concretamente, una selva tropical con 11.000 árboles, uno por cada semilla plantada por los 11.000 atletas olímpicos presentes. Aparte de selvas, los momentos destacados fueron muchos en una ceremonia llena de ingenio -en detrimento de la tecnología- y que costó un 10% de lo que se desembolsó en la ceremonia de Londres 2012.

El primer equipo olímpico de refugiados de la historia de los Juegos desfiló por Maracaná, llevándose el segundo aplauso más sonoro de la noche después del que se llevó la delegación brasileña. Sonoro también fue el abucheo del público a Michel Temer, presidente interino de Brasil, por parte de un público que vive estos Juegos entre protestas por la tensa situación social agravada por la crisis económica y política que vive el país. Se pudieron ver grandes figuras del deporte de élite desfilando por Maracaná, como es el caso del nadador estadounidense Michael Phelps, el tenista británico Andy Murray o el emocionado Rafael Nadal, que condujo a su delegación con la bandera española en mano. Dos momentos fueron muy comentados: la actuación de la modelo brasileña Gisele Bundchen y el encendido del pebetero por parte de un ex maratoniano con poca suerte y mucha deportividad: Vanderlei Cordero da Lima, bronce en Atenas 2004. Puedes ver las mejores imágenes de la ceremonia en Investigations.