Penrose, Genzel y Ghez, Nobel de Física 2020 por sus investigaciones sobre los agujeros negros

Futuro

Penrose, Genzel y Ghez, Nobel de Física 2020 por sus investigaciones sobre los agujeros negros
Foto: Patrick Semansky| AP

Roger Penrose, Reinhard Genzel y Andrea Ghez han sido galardonados con el premio Nobel de Física de 2020 por sus descubrimientos en torno a los agujeros negros y su relación con la teoría de la relatividad, según ha comunicado el jurado este martes.

Lo más importante: Genzel y Ghez descubrieron que un objeto invisible y extremadamente pesado gobierna las órbitas de las estrellas en el centro de nuestra galaxia, para lo que «un agujero negro masivo es la única explicación actual». Por su parte, Penrose inventó «métodos matemáticos ingeniosos para explorar la teoría de la relatividad de Einstein» y mostró que la teoría señala a la formación de agujeros negros. 

Andrea Ghez se convierte así en la cuarta mujer que gana un Premio Nobel de Física, el más masculino de los seis prestigiosos galardones.

Los agujeros negros supermasivos son un enigma de la astrofísica, sobre todo por la manera en que llegan a ser tan grandes, y su formación centra muchas investigaciones. Los científicos piensan que devoran, a una velocidad inaudita, todos los gases emitidos por las galaxias muy densas que les rodean. Como son invisibles, solo se pueden observar por contraste, viendo qué fenómenos generan a su alrededor. Una primera imagen revolucionaria fue revelada al mundo en abril de 2019.

La astrofísica y la física cuántica, que se centra en el estudio de lo infinitamente pequeño, eran favoritas para este Nobel 2020, según los expertos.

Los Nobel se anuncian esta semana como estaba previsto, pero la pandemia de coronavirus ha provocado la cancelación de la ceremonia de entrega de los premios el 10 de diciembre en Estocolmo. Los galardonados, que se reparten cerca de un millón de euros por cada disciplina, recibirán el premio en su país de residencia.

El lunes, el de Medicina confirmó la superioridad de los estadounidenses en el palmarés de las disciplinas científicas al recaer en Harvey Alter y Charles Rice, junto con el británico Michael Houghton, por su papel en el descubrimiento del virus causante de la hepatitis C.

Le seguirá el miércoles el de Química, que podría recompensar un gran descubrimiento biomédico: las tijeras Crispr, que permiten cortar un gen, desarrolladas por la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna. También podría ir a parar a un pionero en la secuenciación del genoma, el estadounidense Leroy Hood, según la radio sueca SR.

La Academia Sueca anunciará el jueves el premio de Literatura, el más esperado junto con el de la Paz, que se conocerá el viernes en Oslo.