Sale a la luz otra firma de Rocío Monasterio como arquitecta seis años antes de obtener el título

Lifestyle

Sale a la luz otra firma de Rocío Monasterio como arquitecta seis años antes de obtener el título
Foto: Oscar del Pozo

La presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, vuelve al foco de la polémica. Ha salido a la luz un nuevo caso en el que firmó como arquitecta un plano de una obra de Madrid de 2003, esta vez seis años antes de obtener el título, según ha revelado el diario El País. 

Ya habían salido a la luz varios casos de irregularidades similares en la carrera de Monasterio. La novedad en este es que el documento figura en el expediente municipal del proyecto y fue tramitado en un acto administrativo. En los episodios anteriores eran papeles entregados a sus clientes.

Una caso más para el historial del matrimonio Monasterio-Espinosa de los Monteros, que ya suma nueve casos similares. La dirigente de Vox en Madrid y el portavoz del grupo parlamentario del partido en el Congreso vendían lofts en suelo industrial sin licencia de habitabilidad. En su momento, se excusó alegando que los clientes eran conscientes de la situación y que fue decisión suya emplearlos como domicilios. Ninguno se ha pronunciado al respecto de las firmas de Monasterio sin título de arquitecta y simplemente han rechazado las acusaciones sin llegar a desmentirlas.

El proyecto es una obra en un bajo de la Calle de Carolinas, en el barrio de Tetuán. En el membrete del plano, consta: «Arquitecta: Rocío Monasterio». Inicialmente iban a ser dos lofts, pero luego se decidió que fuesen oficinas tras un conflicto con los vecinos.

Monasterio cursó Arquitectura en la Universidad Politécnica de Madrid entre 1992 y 1998, pero no presentó su proyecto de fin de carrera, imprescindible para obtener la titulación y ejercer, hasta octubre de 2009. El proyecto era un plan para una explotación turística en Tenerife. Se inscribió en el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) dos meses después. Para entonces ya llevaba siete años al frente de un estudio con su nombre, Rocío Monasterio y Asociados, que sigue activo en la actualidad.

Cuando se destapó el caso anterior, hace unos meses, Monasterio respondió publicando sus notas en Twitter, presumiendo de sacar sobresalientes y matriculas de honor en la asignatura llamada Proyectos. Además, declaró en una rueda de prensa que no todos los planos de arquitectura tienen que ser visados.