Salvini cierra los puertos a un barco de una ONG italiana con 50 migrantes a bordo

Sociedad

Salvini cierra los puertos a un barco de una ONG italiana con 50 migrantes a bordo
Foto: Elio Desiderio

El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, ha asegurado que no dejará atracar en ningún puerto del país al barco ‘Mare Jonio’, del proyecto Mediterranea Saving Humans y con bandera italiana, que ha rescatado a 50 migrantes en el Mediterráneo Central.

El barco italiano que pertenece a este proyecto de vigilancia, al que a su vez pertenece la ONG Open Arms, ha informado del rescate de 50 personas, entre ellas 12 menores, que se encontraban en un bote neumático a 42 millas de las costas de Libia.

La diferencia con otros casos en los que ONG han rescatado a migrantes en el Mediterráneo es que en esta ocasión el barco lleva bandera italiana. Por tanto, Salvini no puede apelar a la responsabilidad de otros países.

Al respecto, el ministro ha enviado durante la noche una directiva a las fuerzas del orden y seguridad italianas en las que indicaba que «quien auxilia migrantes irregulares en aguas que no son de responsabilidad italiana, sin que Roma haya coordinado la intervención, viola el orden y la seguridad del Estado italiano».

Salvini ha confirmado este martes en declaraciones al canal televisivo de noticias Skytg24 que «los migrantes no podrán un pie en Italia«. Y ha atacado a la tripulación del barco «por no haber obedecido a las autoridades, por haber decidido de manera autónoma dirigirse a Italia solo por motivos políticos, ya que lo más cercano era Libia«.

Salvini ha explicado que se les dará comida y la ropa que necesiten, pero que el Ministerio del Interior no autorizará nunca el desembarco. Asimismo ha asegurado que esta organización «ayuda a quienes gestionan el tráfico de seres humanos«.

Sobre las condiciones de los migrantes, la ONG ha dicho que se ha pedido el traslado urgente a un hospital de uno de los migrantes. La ONG ha explicado que las personas a bordo habían estado en el mar durante casi dos días y, aunque sus condiciones de salud son bastante estables, todas están muy cansadas y con problemas de deshidratación.

Visto el estado del mar y la llegada de una tormenta, el barco ha pedido poder acercarse a Italia y se le ha concedido aproximarse a Lampedusa. «Hemos pedido formalmente a Italia, nuestro Estado de bandera y el Estado bajo el cual la responsabilidad es legal y geográfica, indicar un puerto de desembarque para estas personas».

Por su parte, el alcalde de Lampedusa, Toto Martello, ha pedido que se deje desembarcar a estos migrantes en el puerto de su localidad y ha dicho que en estos meses han seguido desembarcando personas sin que el Ministerio del Interior dijese nada