Sánchez condena la conducta «incívica» de Juan Carlos I y la contrapone a la «ejemplaridad» de Felipe VI

Política y conflictos

Sánchez condena la conducta «incívica» de Juan Carlos I y la contrapone a la «ejemplaridad» de Felipe VI
Foto: Emilio Naranjo| EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que siente el mismo rechazo que la mayoría de los españoles ante las conductas «incívicas» del rey emérito, a raiz de que se haya conocido la segunda regularización fiscal de Juan Carlos I ante la Agencia Tributaria.

En contexto: Juan Carlos I ha presentado una declaración «sin requerimiento previo» por valor de más de cuatro millones de euros para saldar la deuda tributaria que tenía con Hacienda por el dinero del que se benefició de la fundación Zagatka para el pago de vuelos privados. Se trata de la segunda regularización fiscal que el rey emérito presenta; la anterior fue en diciembre, aunque por un importe mucho menor.

Sánchez también ha referido, en rueda de prensa este viernes en la que informaba del desarrollo de Consejo Europeo extraordinario, que siente «perturbación e incomodidad» y ha aprovechado la ocasión para contraponer la conducta del rey emérito a la de su hijo, el rey Felipe VI, cuya actuación ha tildado de «ejemplar». «Con esta misma rotundidad digo que la casa real actual ha marcado un antes y un después sobre transparencia y el buen uso de los recursos públicos», ha señalado.

También ha reiterado que no se está juzgando a una institución, como la monarquía, sino el comportamiento de una persona, «y esto es importante».

Respecto a si la Agencia Tributaria debería haber abierto ya un expediente sancionador a Juan Carlos I, el presidente del Ejecutivo no ha cuestionado la independencia ni la autonomía de Hacienda y ha dejado claro su «rechazo de conductas incívicas» ante las que «el actual monarca ha puesto punto y aparte».

Por otra parte, Sánchez ha eludido valorar si sería conveniente que el monarca emérito regresara a España y ha puntualizado que «son decisiones personales que se toman» y «ahí no entro».