Seis de cada diez personas LGTB ocultan su orientación sexual e identidad de género en el trabajo

Lifestyle

Seis de cada diez personas LGTB ocultan su orientación sexual e identidad de género en el trabajo
Foto: Sharon McCutcheon

Seis de cada diez personas LGTB en España, un 62%, oculta su orientación sexual e identidad de género en su trabajo, con lo que solo cuatro de diez, el 38%, está completamente «fuera del armario» en el contexto laboral.

Esta es una de las conclusiones del estudio La diversidad LGTB en el contexto laboral en España, dirigido por Óscar Muñoz, codirector de la Red Empresarial para la Diversidad e Inclusión Lgtbi, REDI; un estudio realizado a partir de encuestas a 812 personas LGTB, de las que 537 son trabajadores y trabajadoras, y el 55% se definieron como hombres gais.

Banco Santander, en colaboración con AXA, Grand, Nationale-Nederlanden, Telefónica y el Centro de Diversidad del IE han presentado este viernes el estudio, en el que el 58% señaló como causa principal de la no visibilización en el contexto laboral el querer mantener su vida personal al margen del trabajo.

El grado de apertura de las personas LGTB en el ámbito privado es mucho mayor que en el laboral ya que un 56% están completamente «fuera del armario» y el 44% restante lo están con la mayoría de las personas de su entorno.

Actitudes y lenguajes poco inclusivos son muy frecuentes en el lugar de trabajo, según los encuestados ya que el 86% ha escuchado alguna vez chistes o comentarios homófobos o tránsfobos, o rumores acerca de su orientación sexual o la de alguna otra persona, y un 31 % los oye con mucha frecuencia en sus trabajos.

Insultos y discriminación frecuentes

Un 10% afirma haber sido testigo de insultos frecuentes contra personas LGTB, un 8% haber observado que alguna de estas personas no fuera elegida para determinadas funciones y un 6% que fuera perjudicada profesionalmente o no recibiera un ascenso o una subida salarial. Un 3% además ha sido testigo de agresiones físicas frecuentes contra estas personas en su trabajo.

Por eso, según los autores del estudio, no es de extrañar que un 20% de las personas LGTB considere que en sus propias empresas «no existe igualdad de oportunidades laborales» para ellas, y que exista el sentimiento extendido de que en el resto de España la situación es aún peor, sobre todo para las personas trans.

En un 25% de los casos son los propios compañeros los que, muy a menudo estén detrás de comportamientos poco inclusivos, y por ello el estudio concluye pidiendo a las empresas que ofrezcan programas de sensibilización a sus plantillas y que dispongan de un plan para la prevención y medidas en caso de acoso o discriminación.

Las empresas que llevan a cabo acciones específicas de inclusión de la diversidad LGTB consiguen crear entornos «más respetuosos y seguros», según Óscar Muñoz, y eso hace que más la mitad de las personas LGTB no oculte su orientación.

Las mujeres lesbianas manifiestan un nivel de apertura similar al de los hombres gais en el ámbito privado, pero se sienten mucho más invisibilizadas y menos aceptadas en sus círculos profesionales: el 60% de ellas se encuentra completamente «fuera del armario» en su vida personal, pero solo el 35% lo está en su lugar de trabajo frente a un 46% de los gais.

Las personas que se definieron como bisexuales en el estudio resultaron ser, en su mayoría mujeres, y presentaron los menores niveles de visibilización, tanto en la vida personal (solo el 36%), como en la profesional (el 15%) y los menores niveles de aceptación percibida por su entorno laboral.