Sessions no descarta la posibilidad de que el nuevo encargado de la trama rusa sea despedido

Política y conflictos

Sessions no descarta la posibilidad de que el nuevo encargado de la trama rusa sea despedido
Foto: Jonathan Ernst| Reuters

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha asegurado este martes que cualquier sugerencia de que ha conspirado con el Gobierno ruso para influir en las elecciones de 2016 es «una mentira espantosa y detestable».

«Cualquier sugerencia de que he participado en cualquier colusión con el Gobierno ruso para herir a este país, al que he tenido el honor de servir durante 35 años, o que he tratado de socavar la integridad de nuestro proceso democrático, es una mentira espantosa y detestable«, ha dicho Sessions ante el Comité Judicial del Senado.

Dichas palabras han sido pronunciadas minutos antes de haber asegurado que tiene «confianza» en el exdirector del FBI, Robert Mueller, encargado de la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, aunque ha rechazado hablar sobre la posibilidad de que sea despedido.

«Tengo confianza en el señor Mueller, pero no voy a hablar sobre ninguna hipótesis», ha dicho Sessions sobre los comentarios que han proferido en los últimos días varios aliados del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre un posible despido de Mueller, nombrado fiscal especial para el caso ruso el 17 de mayo.

En todo caso, si llega el momento de despedir a Mueller, Sessions ha afirmado que él no podrá participar en esa decisión debido a que se ha apartado de la investigación rusa el pasado 2 de marzo.

El responsable de despedir a Mueller sería el «número dos» del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, el mismo que se ha encargado de nombrar a Mueller.

Durante la audiencia, el presidente del Comité de Inteligencia del Senado, el republicano Richard Burr, ha preguntado al titular de Justicia si ha tenido alguna interacción con Mueller desde su nombramiento como fiscal especial, a lo que Sessions ha respondido brevemente: «no».

En las últimas horas, varios aliados de Trump se han posicionado a favor de despedir a Mueller y han llegado a decir que el mandatario está considerando esa posibilidad.

El expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, ha afirmado en una entrevista en el canal ABC que la figura del fiscal especial es «muy peligrosa» y ha considerado que aquellos que piensan que la investigación rusa va a ser «neutral» y «profesional» están «delirando».

Gingrich, importante aliado de Trump, ha dicho que Mueller ha conformado su equipo de investigación con varios donantes demócratas y exempleados de la Fundación Clinton, por lo que puso en duda su imparcialidad.

Por el momento, el Gobierno no ha hablado oficialmente de la posibilidad de despedir a Mueller, encargado de investigar la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016 y si ha existido coordinación entre el Kremlin y miembros de la campaña de Trump para influir en el resultado.