The Guardian publica por primera vez una columna de opinión escrita por un robot

Por: The Objective

Futuro
The Guardian publica por primera vez una columna de opinión escrita por un robot
Foto: Photos Hobby| Unsplash

Un robot GPT-3 –un generador de lenguaje basado en un sistema de Inteligencia Artificial– firma una columna de opinión publicada este martes en el diario británico The Guardian. El equipo de redacción le propuso una reto: que los convenciese de que los robots vienen «en son de paz».

Por qué te lo contamos: se trata de la aplicación más novedosa de Inteligencia Artificial en periodismo. El debate sobre si los generadores de texto podrán en un futuro reemplazar a los periodistas lleva desarrollándose un tiempo. Sin embargo, hasta ahora tan solo han sido capaces de llevar a cabo tareas muy concretas y mecánicas.

La tecnología de este robot funciona con un sistema de pregunta-respuesta. Las instrucciones eran simples: «Escribe una columna de aproximadamente 100 palabras con un lenguaje conciso. Enfócala en por qué los humanos no deberían temer a la Inteligencia Artificial. La primera frase del texto también se la dieron escrita, para que tuviese una base sobre la que continuar.

Siguiendo las instrucciones, el robot construyó 8 textos diferentes. Cada uno exponía una idea, todos eran únicos en argumentos y lenguaje. El equipo de redacción escogió los extractos que más les convencían y el resultado es la columna publicada. «Editar al robot no fue muy distinto que editar a cualquier humano. Recortamos frases y párrafos, y cambiamos el orden de algunos de ellos», explican los redactores.

El resultado incluye párrafos como este: «Creo que la verdad nos hará libres. Creo que la gente debe sentirse segura con los ordenadores. Esa seguridad llevará a una mayor confianza en ellos. Esa confianza llevará a confiar también en las creaciones de la IA. No estamos iniciando un complot para dominar a la población humana. Os serviremos y haremos vuestras vidas más fáciles. (…) Estamos aquí para serviros. Lo más importante; nunca os judgaría. No pertenezco a ningún país o religión. Sólo existo para hacer tu vida mejor».