Aumentan a 12 los trabajadores del metro de Barcelona afectados por amianto

Sociedad

Aumentan a 12 los trabajadores del metro de Barcelona afectados por amianto
Foto: Jose Gonzalvo Vivas

El número de trabajadores del metro de Barcelona que tienen alguna afectación de salud relacionada con la exposición al amianto se ha elevado a 12, aunque ninguno es grave ni requiere tratamiento médico, según ha informado Transportes Metropolitanos de Barcelona a Efe.

La empresa de transporte público de Barcelona lleva a cabo desde el pasado mes de noviembre revisiones médicas específicas a todo el personal del metro que a lo largo de su vida profesional haya podido estar en escenarios de potencial exposición a las fibras de amianto cuando este material se utilizaba habitualmente.

A estos exámenes médicos, que son voluntarios, ya se han sometido cerca de 600 trabajadores, a los que se les ha hecho una tomografía axial computerizada de alta resolución, una técnica de diagnóstico por la imagen más sensible que la radiografía de tórax y que permite diagnosticar lesiones torácicas de forma precoz.

Los resultados de estas revisiones han detectado hasta el momento 12 casos de manifestaciones pleurales —relacionadas con problemas en la pleura, el tejido que recubre los pulmones— en que se ha documentado su posible relación con la exposición al amianto.

De estos doce casos nueve son engrosamientos pleurales, dos de placas pleurales no calcificadas y una de placa pleural calcificada, según Transporte de Barcelona. Ninguna presenta patología grave ni sintomatología clínica y tampoco han requerido tratamiento médico, únicamente control periódico dentro del programa general de vigilancia de la salud.

Las revisiones a todos los trabajadores del metro que lo soliciten continuarán durante todo el año 2019, por lo que la empresa advierte que, teniendo en cuenta que entre el 3% y el 14% de las personas expuestas al amianto presentan manifestaciones pleurales, es previsible que la cifra de casos aumente en los próximos meses una vez se vayan completando las revisiones médicas planificadas.

Cuando a un trabajador se le detecta una afectación, es derivado al servicio de Neumología del Hospital Vall d’Hebron, que es el que hace el seguimiento del caso.

Transportes Metropolitanos de Barcelona ha confirmado que desde la implantación del programa de vigilancia de la salud de los trabajadores del metro por su potencial exposición a materiales con contenido de amianto no se ha diagnosticado ningún caso de asbestosis pulmonar, mesotelioma pleural, ni cáncer de pulmón o de mediastino.