Un estudio revela que el párkinson podría ser una enfermedad autoinmune

Futuro

Un estudio revela que el párkinson podría ser una enfermedad autoinmune
Foto: Neil Hall| Reuters

Un grupo de investigadores ha descubierto la primera evidencia de que la autoinmunidad, que se produce cuando el propio sistema inmune ataca tejidos del cuerpo, juega un papel decisivo en el párkinson, una enfermedad neurodegenerativa que provoca un trastorno del movimiento.

El estudio, liderado por investigadores de la Universidad de Columbia y del instituto La Jolla, se ha publicado publicado en la revista especializada Nature. En éste se abre la puerta a la posibilidad de que la muerte de neuronas durante la enfermedad pueda prevenirse mediante terapias que amortigüen la respuesta inmune.

«La idea de que un mal funcionamiento del sistema inmune contribuye al párkinson se remonta a casi 100 años«, asegura David Sulzer, uno de los líderes de esta investigación y profesor de Neurobiología en Columbia. «Sin embargo, no se había podido conectar ambas cosas hasta ahora. Nuestros hallazgos demuestran que dos fragmentos de alfa-sinucleína, una proteína que se acumula en las células cerebrales de las personas con párkinson, pueden activar las células T implicadas en respuestas autoinmunes».

Alessandro Sette, profesor en el Centro de Enfermedades Infecciosas de La Jolla, ha agregado que, además, las conclusiones de este estudio permiten «identificar a personas en riesgo de padecerlo o en las primeras etapas de la enfermedad «.

Durante mucho tiempo, los científicos pensaban que las neuronas estaban protegidas de ataques autoinmunes. Sin embargo, en un estudio de 2014, el laboratorio del profesor Sulzer demostró que las neuronas de dopamina, que son las afectadas por la enfermedad de párkinson, son vulnerables porque tienen proteínas en la superficie celular que ayudan al sistema inmunológico a reconocer sustancias extrañas.