José María Albert de Paco

No había espejos

Abe Bomba, judío de Częstochowa, llevaba cuatro semanas en Treblinka cuando las autoridades seleccionaron entre los internos a una brigada de peluqueros que él mismo, que había desempeñado el oficio durante años en su ciudad natal, fue llamado a liderar. El cometido para el que fueron reclutados fue el de cortar el pelo a las mujeres que ingresaban en el campo. Se trataba de que las recién llegadas creyeran estar recibiendo un trato decoroso, lo suficiente como para que la muerte resultara una incongruencia.

David Mejía

Jaque al rey

En mayo de 1931, pocas semanas después la proclamación de la II República, estalló una ola de violencia anticlerical que se saldó con la quema de un centenar de edificios religiosos, varios cementerios profanados y una grave destrucción de patrimonio artístico. Entre los defensores de la joven democracia, sólo la Agrupación al Servicio de la República condenó los hechos: «Quemar, pues, conventos e iglesias no demuestra ni verdadero celo republicano ni espíritu de avanzada, sino más bien un fetichismo primitivo o criminal que lleva lo mismo a adorar las cosas materiales que a destruirlas» (Gregorio Marañón, José Ortega y Gasset, R. Pérez de Ayala, diario El Sol, 11 de mayo de 1931). Pero la República no quería comenzar su andadura con una reacción represiva, y menos para proteger a una Iglesia que identificaba con el retraso moral y político de España. El propio Manuel Azaña despachó la cuestión con una famosa sentencia: «Todos los conventos e iglesias no valen la vida de un republicano». Azaña, cegado por la ilusión o el rencor, no entendió que proteger los conventos no habría sido un acto en defensa de la religión, sino de la democracia.

La georgiana 'Beginning', Concha de Oro del Festival de San Sebastián

Cultura

La georgiana 'Beginning', Concha de Oro del Festival de San Sebastián

La película georgiana Beginning (Dasatskisi), opera prima de la joven directora Dea Kulumbegashvili (nacida en Georgia, 1986), se ha alzado con la Concha de Oro a la mejor película del 68 Festival de Cine de San Sebastián.

Lo más importante: además de la Concha de Oro, la película se ha alzado con los premios a la mejor actriz -para Ia Sukhitashvili-, mejor dirección –Dea Kulumbegashvili– y guion –Oneli Rati-. Se erige, de ese modo, como la gran triunfadora de esta edición.

Amplía las claves

Dimite el portavoz del Grupo COVID-19 de Madrid dos días después de ser nombrado

Sociedad

Dimite el portavoz del Grupo COVID-19 de Madrid dos días después de ser nombrado

El doctor Emilio Bouza ha presentado su dimisión como portavoz del Grupo COVID-19 de la Comunidad de Madrid, apenas dos días después de ser designado para el puesto tras su elección por consenso entre el Gobierno regional y el central, según fuentes de la Consejería de Sanidad.

Lo más importante: Bouza explica que ha adoptado esta decisión tras comprobar las discrepancias que hay entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y el de Isabel Díaz Ayuso para gestionar el control del coronavirus. «Las circunstancias que he presenciado en los dos días siguientes (al nombramiento), junto con la contemplación de las ruedas de prensa simultáneas del viernes 25, me obligan a renunciar y a declinar el ofrecimiento», explica Bouza en una carta, a la que ha tenido acceso Efe, enviada al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y al consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz-Escudero.

Amplía las claves

Confiesa el sospechoso de ataque contra 'Charlie Hebdo' en París

Política y conflictos

Confiesa el sospechoso de ataque contra 'Charlie Hebdo' en París

Un día después del ataque con cuchillo en París frente a la antigua sede de Charlie Hebdo, el principal sospechoso «asumió su acto», que vinculó a la republicación de las caricaturas del profeta Mahoma por parte del semanario satírico, han indicado este sábado fuentes cercanas a la investigación. Lo más importante: detenido por la Policía […]

Amplía las claves

Sanidad ve un "riesgo serio" en Madrid e insta a "revisar" las medidas

Sociedad

Sanidad ve un "riesgo serio" en Madrid e insta a "revisar" las medidas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha emplazado este sábado a la Comunidad de Madrid a «revisar» sus medidas de contención de la propagación del virus de la COVID-19, así como a «extenderlas» de acuerdo con las recomendaciones de «los expertos», pues existe «un serio riesgo» para la salud pública.

Lo más importante: «Hay un riesgo serio en la comunidad de Madrid para sus ciudadanos», ha insistido el ministro, por lo que ha hecho «un emplazamiento a revisar sus decisiones y a escuchar la opinión de la ciencia, de los expertos». «Hay que tomar el control de la pandemia en Madrid, en otras comunidades se ha hecho», ha subrayado en este sentido el ministro de Sanidad.

Amplía las claves

La OMS advierte de que dos millones de personas podrían morir por COVID-19 en el mundo

Sociedad

La OMS advierte de que dos millones de personas podrían morir por COVID-19 en el mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que las muertes por la COVID-19 podrían duplicarse y alcanzar los dos millones si no se mantienen medidas para evitar la propagación del virus, mientras Europa se enfrenta a otra ola de contagios y Estados Unidos registra nuevos picos de infección.

Las cifras: en todo el mundo, la pandemia ha causado 985.707 muertos desde que surgió en China a finales del año pasado. Además 32,3 millones de personas han contraído la enfermedad, según un recuento de AFP.  Son cifras oficiales que sin duda están muy debajo de las reales, debido a que solo se diagnostican una parte de los casos.

Amplía las claves

'The Social Dilemma': bienvenido al capitalismo de la vigilancia

por Ana Laya

'The Social Dilemma': bienvenido al capitalismo de la vigilancia

Hace apenas dos años tuve la oportunidad de conversar con Sandy Parakilas, ex Jefe de operaciones de Facebook y uno de los entrevistados en ‘The Social Dilemma’, en la Fundación Telefónica, luego de aquella conversación añoré el tiempo en el que las redes sociales, ya despojadas de algunas capas de inocencia y tecno-optimismo, eran vistas un mal necesario, pero no como la fuente de todos los males. Releyendo la pieza solo dos años más tarde, ahora añoro esa época en la que las redes sociales, justo después de que estallara el escándalo de Cambridge Analytica, eran una fuente infinita de discordia y un peligro para la democracia, pero el común de los mortales aún no habíamos entendido que en realidad estábamos en los albores de un nuevo sistema que nos cambiaría la vida.

Si bien ya cubríamos con un trozo de cinta la cámara del ordenador y del móvil, que es un poco el equivalente a nivel individual de la RGPD Europea, aún faltaban algunas piezas del puzle que desvelaran completamente «the big picture» y es que este sistema, el capitalismo de la vigilancia, es una amenaza existencial que alimentamos entre todos para contribuir a la destrucción de nuestros vínculos, sociedades, sistemas políticos, planeta, certezas, personalidades, y en definitiva, la destrucción de nuestro ser, de nuestra voluntad, de nuestra capacidad de gestionar emociones sin un chupete digital que nos calme con likes y vídeos relacionados cada vez que nos sentimos solos, deprimidos o angustiados.

Gabriel Insausti

Todos somos China

Fue una de las imágenes del siglo: un hombre joven que volvía de sus compras. No buscaba bronca, no iba contra nadie, sólo se topó en su camino con una hilera de tanques por la Plaza de Tiananmen. ¿Una hilera de tanques por la Plaza? Sí, una hilera de tanques por la Plaza. Eso había decidido hacer el Gobierno chino ante las protestas de cuatro manifestantes: sacar los tanques, esos que habían pagado los propios manifestantes, por la Plaza.

Un hombre, uno solo, indefenso, había detenido a la tiranía. Por supuesto, no tardó en pagarlo con la cárcel. Y no se ha vuelto a saber de él. De hecho, ni siquiera se conoce su nombre. ‘El hombre del tanque’, lo bautizaron. En ese simple gesto, sin embargo, al permanecer quieto ante el tanque, al obligar a aquellos mastodontes de acero a interrumpir su carrera, aquel héroe anónimo salvó la dignidad del siglo. Un individuo, uno solo, sin armas ni dinero, sin siglas ni organizaciones, cargado con la impedimenta casual de esas bolsas, podía marcar una diferencia.