The Objective
Publicidad
Actualidad

El accidente aéreo en Moscú se debió a que había hielo en el medidor de velocidad

La caída de un avión Antonov de una compañía rusa, que provocó 71 muertos el domingo cerca de Moscú

El accidente aéreo en Moscú se debió a que había hielo en el medidor de velocidad

Reuters

La caída de un avión Antonov 148 de una compañía rusa, que provocó 71 muertos el domingo cerca de Moscú, sucedió «aparentemente» debido a la formación de hielo en las sondas medidoras de velocidad, han indicado los investigadores tras el análisis de una caja negra del aparato.

El accidente «puede explicarse por datos incorrectos sobre la velocidad recibidos por los pilotos, lo que pudo aparentemente estar vinculado a la formación de hielo en las sondas, cuyo sistema de calefacción se encontraba apagado», ha indicado en un comunicado el Comité intergubernamental de aviación (MAK), organismo encargado de investigar los accidentes aéreos.

El avión, perteneciente a la compañía Saratovskie Avialinii, desapareció de los radares poco después de despegardel aeropuerto moscovita Domodédovo rumbo a la ciudad de Orsk, al sur de los Urales, informó Efe.

“A bordo de la nave se encontraban 65 pasajeros y seis tripulantes. Todos ello murieron”, señaló el domingo la Fiscalía de Transporte de la capital rusa. El AN-148, que realizaba el vuelo regular 6W 703 con destino a la ciudad de Orsk, al sur de los Urales, había despegado de la capital rusa a las 14:21 hora local y cayó en un campo entre las localidades de Arguntsevo y Stepánovo, en la provincia de Moscú. Los restos quedaron diseminado en un radio de cerca de un kilómetro.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D