THE OBJECTIVE
Actualidad

Trucos para ahorrar energía: descongelar alimentos en la nevera, usar regletas o aislar las ventanas

Lo que más energía consume en los hogares es el uso de la calefacción, con un 41%

Trucos para ahorrar energía: descongelar alimentos en la nevera, usar regletas o aislar las ventanas

La nevera consume más energía cuando está medio vacía o excesivamente cargada | Unsplash

Con la factura de la luz cada vez más al alza, son muchas las personas que buscan cómo poder ahorrar energía en el hogar para que la factura no sea tan elevada. Algunos de los consejos que dan todos los expertos en este sentido incluyen bajar un grado la temperatura, mantener la nevera correctamente llena y ventilar de forma adecuada la casa. Otros trucos básicos para el ahorro energético y familiar son:

  • Cuidar la temperatura del termostato y solo calentar la casa cuando haya alguien dentro. La temperatura de la calefacción nunca debería subir de los 21 grados; por cada grado que baje supondría un ahorro de hasta 7%.
  • Revisar el aislamiento de todas las ventanas. Es recomendable ventilar la casa cuando no está puesta la calefacción, así como bajar las persianas por completo cuando llega la noche para aislarla más de la bajada de temperaturas.
  • Evitar colocar ropa encima de los radiadores. Colocar cualquier objeto encima del radiador limitará la transferencia de calor y, por tanto, aumentará el consumo de energía y el coste.
  • La nevera, al igual que cualquier otro electrodoméstico, será mejor si cuenta con una buena eficiencia energética (A+, A++ o A+++), ya que permite un mayor ahorro de electricidad.
  • Uno de los trucos más curiosos consiste en aplicar un poco de crema hidratante o vaselina en las juntas de la nevera. De esta forma habrá un mejor cierre hermético.
  • Si la nevera está muy vacía, habrá más aire que enfriar y por tanto consumirá más. Por el contrario, tampoco es bueno llenarla muchísimo porque, así, tendrá que hacer un sobreesfuerzo para mantener frescos todos los productos.
  • En cuanto al lavar la ropa, es recomendable hacerlo con agua fría siempre que sea posible. Esto puede suponer un ahorro de hasta un 85%.

Otros trucos para hacer un buen uso de la energía

  • Calefacción

Según Naturgy, la calefacción consume un 41% de la energía del hogar. Por ello, para ahorrar en esta factura es aconsejable regular la temperatura diurna entre 19ºC y 21ºC, y por la noche, entre los 15ºC y los 17ºC.

Cada grado más de temperatura supondrá un incremento del consumo de aproximadamente un 7%. Además, un correcto aislamiento de las ventanas puede suponer un ahorro de entre un 20% y un 30% en el consumo de calefacción.

  • Agua caliente

El segundo mayor consumidor de energía en el hogar es el agua caliente, con un 26%. Lo mejor es ajustar la temperatura entre los 30ºC y los 35ºC. Además, instalar perlizadores en los grifos, cuya función es inyectar aire en la salida del agua, ayudará a que la sensación del caudal sea la misma pero permitirán reducir el consumo de agua hasta un 60%.

  • Electrodomésticos
Centrifugar la ropa antes de usar la secadora permite ahorrar mucha energía.
Centrifugar la ropa antes de usar la secadora permite ahorrar mucha energía. Foto: Pixabay

Frigorífico: descongelar los alimentos en el compartimento refrigerador permite al frigorífico aprovechar su frío y, por tanto, ahorrar energía.

Secadora: centrifugar consume mucha menos energía que secar la ropa, por lo que hacer esto al máximo antes de meter la ropa en la secadora puede ahorrar mucha energía.

Ordenador: apagarlo en caso de prever una ausencia superior a 30 minutos o, si no es posible, por lo menos apagar la pantalla. Este es el componente que más consume.

Televisor: mantener la televisión, las consolas, los equipos de música o los cargadores, entre otros, encendidos en modo de «espera» consume hasta un 15% de la energía que emplean mientras están en uso, por lo que es importante apagarlos completamente.

En total, los electrodomésticos consumen un 12% de la energía de la casa.

  • Cocina

En esta habitación se consume el 11% de la energía. Es mejor usar ollas a presión siempre que sea posible, ya que permiten ahorrar no solo tiempo sino también hasta un 80% de energía. En cuanto al agua para cocinar, hay que usar solo la que es estrictamente necesaria, ya que cuanta más agua, más calor será necesario para calentarla.

Usar recipientes con fondo difusor ligeramente superior a la zona de emisión y abrir el horno solo si es necesario, ya que cada vez que se abre supone perder un 25% de la energía acumulada. Por último, usar el microondas permite ahorrar entre un 60% y un 70% de energía.

  • Iluminación

Los fluorescentes consumen mucha energía al encenderse, así que para apagarlos durante menos de 15 minutos es mejor dejarlos encendidos, ya que consumirán más al volverlos a encender que si se dejaran así. En total, el 9% de la energía se consume en la iluminación.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D