Afganistán registra nuevo récord de víctimas civiles

Política y conflictos

Afganistán registra nuevo récord de víctimas civiles
Foto: Omar Sobhani| Reuters

La guerra en Afganistán ha vuelto a dejar un nuevo récord al alza de víctimas civiles, con 1.662 muertos y 3.581 heridos en los seis primeros meses de 2017, ha anunciado Naciones Unidas, lo que representa un aumento del 2% con respecto al mismo periodo del año pasado.

En este sentido, según ha precisado la misión de asistencia de la ONU en Afganistán (Manua), gran parte de los civiles muertos (40%) fallecieron en explosiones -atentados, minas y artefactos explosivos improvisados- de los que, casi uno de cada cinco, lo hizo en la capital, Kabul. Además, en este periodo, las cifras muestran un aumento en el número de mujeres y niños muertos y heridos,  revertiendo una disminución documentada en 2016. Así, un total de 174 mujeres han sido asesinadas y 462 heridas, esto supone un aumento del 23% en el mismo período el año pasado.

En cuanto a las víctimas infantiles se incrementaron en un 1%, con 436 muertes y 1.141 heridas registradas, aunque hay que destacar que el porcentaje de muertes en niños ha incrementado en nueve puntos. La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) señaló que el uso de placas de presión y las operaciones aéreas en zonas de población civil han contribuido sustancialmente al aumento de las víctimas de mujeres y niños.

 

«El costo humano de esta guerra es demasiado alto», ha señalado en el informe Tadamichi Yamamoto, Representante Especial del Secretario General para Afganistán y jefe de la UNAMA. «El uso continuo de dispositivos explosivos improvisados indiscriminados, desproporcionados e ilegales es especialmente espantoso y debe detenerse inmediatamente».

 

Por otro lado, el estudio hace una petición a las fuerzas anti-gubernamentales para que dejen de atacar a los civiles y apliquen las directivas de los líderes talibanes que piden el fin de tales ataques. Así, los rebeldes causaron la muerte de 1.141 civiles y la lesión de 2.348, un 12% de aumento en los primeros seis meses del año pasado. Estas cifras representan el 67% del total de víctimas civiles, el 43% atribuido a los talibanes, el 5% al Estado islámico en la provincia de Khorasan (ISKP) y el resto a los atacantes no identificados.

A su vez, la UNAMA atribuye un total de 327 muertes civiles y 618 heridos a las fuerzas progubernamentales, una disminución del 21% en comparación con el mismo período del año pasado, aunque la Organización ha señalado que se ha producido un aumento del 43% en bajas civiles durante operaciones aéreas (95 muertes y 137 lesiones).

Por su parte, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, insiste: «Las estadísticas de esta documentación, por horribles que sean, nunca pueden transmitir plenamente el puro sufrimiento humano del pueblo de Afganistán. Cada una de las víctimas refleja una familia rota, un trauma y un sufrimiento inimaginables y la violación brutal de los derechos humanos de la gente».

Cifras de la ONU muestran que desde enero de 2009 más de 26.500 civiles han muerto y poco menos de 49.000 han resultado heridos como resultado de un conflicto armado en Afganistán.