Un supremacista blanco mata a nueve personas cerca de Frankfurt

Política y conflictos

Un supremacista blanco mata a nueve personas cerca de Frankfurt
Foto: | Reuters

Nueve personas han muerto en dos tiroteos en la ciudad alemana de Hanau, a unos 20 kilómetros de Frankfurt. Además, el cuerpo presunto autor ha sido hallado en su casa junto al de su madre, muerta por disparos, según ha informado la Policía del Sudeste de Hessen, lo que lleva a un total de 11 fallecidos. El autor de los hechos, Tobías R., ha sido identificado como un presunto ultraderechista.

Tras los tiroteos, los testigos informaron a la Policía de que un coche había huido del lugar, tras lo que se puso en marcha un operativo de búsqueda por Kesselstadt, el barrio donde ocurrió el segundo tiroteo, y se registró la casa del sospechoso, donde este fue encontrado sin vida junto a otra persona.

El primer ataque se produjo sobre las 20.00 horas en un shisha bar, un local llamado Midnight, en el centro de esta ciudad de unos 90.000 habitantes, y dejó las primeras víctimas mortales. Le siguió un segundo tiroteo con muertos en un establecimiento similar en Kesselstadt, a la plaza Kurt-Schumacher, otro barrio algo más apartado de esa localidad.

La fiscalía antiterrorista ha anunciado que asume la investigación de los dos ataques, sospechosos de tener una «motivación xenófoba», según ha anunciado un portavoz a AFP, y están investigando si el autor tuvo algún cómplice para llevar a cabo estos ataques, cuyo móvil es «profundamente racista».

Las víctimas tenían entre 21 y 44 años y varias de ellas eran de origen kurdo, según un comunicado de la Confederación de las Comunidades del Kurdistán en Alemania, que ha acusado a los dirigentes alemanes de no luchar «decididamente contra el terrorismo de extrema derecha«.

El presunto autor, dejó un video y un manifiesto de 24 páginas. En el vídeo, el presunto asesino envía, en un inglés fluido, «un mensaje personal a todos los estadounidenses» en el asegura que en Estados Unidos existen instalaciones militares subterráneas en las que se maltrata y se mata a los niños. En esas instalaciones, según el vídeo, también se rinde culto al demonio. En él, hace un llamamiento a «exterminar» la población de al menos 24 países, entre ellos los del norte de África, Oriente Medio, Israel o el sur de Asia. Introduce tesis raciales, y asegura que ha estado vigilado por los servicios secretos desde su infancia.

Además, los investigadores también encontraron su automóvil en el que localizaron municiones y cargadores; el sospechoso tenía licencia de caza.

Los testimonios de los vecinos

Este jueves, una decena de personas se han concentrado frente a los locales lamentándose lo ocurrido, muchas no se creían lo ocurrido. «Conocía bien a la gente que estaba en este bar. No es normal lo que pasó, podría haber sido yo», ha dicho Ahmed a la AFP, un vecino del barrio de 30 años. «No entiendo, no tenemos problemas con el racismo aquí«, se ha sorprendido otra vecina.

La asociación Ditib, principal organización de la comunidad turca musulmana en Alemania, ha pedido más protección para sus fieles que «ya no se sienten seguros». Los dirigentes de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen; de la Eurocámara, David Sassoli; y del Consejo Europeo, Charles Michel, han comentado que se sienten «conmocionados» por la tragedia y condenaron el «odio» y la «violencia».

Varias concentraciones en memoria de las víctimas han celebrado este jueves en Hanau y también en Berlín, frente a la puerta de Brandeburgo.

Angela Merkel: «El racismo es veneno»

«El racismo es un veneno, el odio es un veneno. Y este veneno existe en nuestra sociedad», ha lamentado la canciller Angela Merkel, evocando una serie de asesinatos y atentados de las últimas dos décadas ligados al terrorismo de extrema derecha y al fanatismo religioso.

La amenaza de un terrorismo de extrema derecha preocupa cada vez más a las autoridades alemanas, sobre todo desde el asesinato de un diputado alemán favorable a los migrantes, del partido de Merkel en junio pasado.

El viernes pasado, 12 miembros de un grupo de extrema derecha fueron arrestados como parte de una investigación antiterrorista. Se cree que planearon ataques a gran escala contra mezquitas imitando al autor del doble atentado de Christchurch, en Nueva Zelanda, que en marzo de 2019 mató a 51 personas en dos mezquitas y lo transmitió en directo.

En octubre, un extremista que negaba el Holocausto intentó atacar una sinagoga en Halle. Como no fue capaz de entrar al edificio religioso en el que los fieles se habían atrincherado, le disparó a una transeúnte y al cliente de un restaurante de kebab, y lo difundió en directo por internet.

En Dresde, en la antigua RDA, ocho neonazis están siendo juzgados desde hace casi cinco meses por haber planificado ataques contra extranjeros y políticos.

Actualmente, los servicios de inteligencia vigilan a 50 personas vinculadas al movimiento de extrema derecha y consideradas un «peligro para la seguridad del Estado».