Almeida estudia pedir la declaración de zona catastrófica y Marlaska lo descarta

Sociedad

Almeida estudia pedir la declaración de zona catastrófica y Marlaska lo descarta
Foto: Ballesteros| EFE

El Ayuntamiento de Madrid estudia pedir la declaración de zona catastrófica tras el paso de la borrasca Filomena que ha dejado un fallecido y a la comunidad sumida en un manto blanco que ahora afronta unos duros días de heladas. Así lo ha informado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en una rueda de prensa acompañado por la vicealcaldesa, Begoña Villacís.

En contexto: Madrid intenta recomponerse, pero la situación para los próximos días se complica. En la madrugada del domingo para el lunes las temperaturas se desplomarán llegando a alcanzar los menos 15 grados. Circular por las calles es muy peligroso debido a grandes placas de hielo y al hielo que se desprende de las cornisas. 

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha descartado esta posibilidad al considerar que no hay «daños importantes ni en bienes públicos ni en bienes privados». El responsable de Interior ha señalado que este tipo de estados se han aplicado en España con motivo de Danas o gotas frías y Filomena es «una situación distinta» a estas «sin hacer una previsión más en profundidad»

Por otro lado, Almeida ha agradecido al Gobierno central los efectivos de la UME –unos 200– que ha puesto a disposición de la Comunidad, sin embargo, pide aumentar el dispositivo para tener una mayor capacidad logística y operativa. Además, también ha pedido al Ejecutivo que haga «todos los esfuerzos posibles» para que restablezca lo más pronto posible el servicio de Cercanías para garantizar el traslado de personas ante la imposibilidad y dificultad de desplazarse en vehículos.

Cercanías, por su parte, ha informado a primera hora de que el servicio permanecerá interrumpido hasta el mediodía, y se irá abriendo de forma paulatina; y por el momento, no funcionan los autobuses urbanos e interurbanos del Consorcio Regional de Transportes y los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de la capital.

Por su parte, Metro de Madrid funciona con normalidad excepto en la línea 10, entre las estaciones de Tribunal y Casa de Campo, y en el línea de Metro Ligero 1 entre Las Tablas y Virgen del Cortijo.

Almeida también ha recordado que se han facilitado varios puntos de recogida de sal en la Comunidad, ya que hoy, antes de que la nieve se convierta en hielo, esta deberá ser esparcida por la calzada. En estos últimos dos días se ha esparcido en la región para hacer frente al temporal Filomena el 30% de la sal y la salmuera de la que se esparce «en un año normal» por todo el país.

Desde el Ayuntamiento también informan que el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de la ciudad queda suspendido hasta el miércoles. Por lo que se recomienda no acudir hasta entonces a recoger los vehículos.

SAMUR: «Todos los avisos graves los hemos podido atender»

Desde el SAMUR han informado que desde ayer han atendido 58 intervenciones, 500 desde el viernes, y aseguran que «todos los avisos graves los hemos podido atender». Además, ha señalado que el SAMUR dispuso ayer una caravana a todos los hospitales de Madrid para el abastecimiento de sangre. 

Por su parte, desde el SUMMA informan que los relevos en los hospitales los están llevando a cabo los profesionales que pueden desplazarse en Metro, que es el transporte público operativo, a lo que se está ofreciendo la posibilidad de desempeñar su función en el dispositivo más cercano a su domicilio; en algunos casos se están utilizando vehículos todoterreno para poder trasladar a profesionales a centros de trabajo y facilitar, así, el relevo a compañeros que llevan dos jornadas seguidas.

Así, informa que la vacunación frente al COVID-19 de los profesionales de hospitales sigue en Santa Cristina, Arganda, Fuenlabrada, Clínico, Príncipe de Asturias, Rey Juan Carlos, Alcorcón, Gregorio Marañón, Puerta de Hierro, Fundación Jiménez Díaz, Vallecas, Severo Ochoa y en el SUMMA-112.

A su vez, atención Primaria se prepara para enviar 25.000 mensajes SMS para cancelar las citas para extracciones de sangre (analíticas) previstas en los distintos centros de salud a partir de mañana.