Los antidisturbios tirotean las barricadas en Managua

Política y conflictos

Los antidisturbios tirotean las barricadas en Managua
Foto: JORGE CABRERA| Reuters

La policía antidisturbios de Nicaragua ha tiroteado este lunes las barricadas que habían levantado los manifestantes en algunos barrios de Managua en el marco de las protestas que sacuden el país desde hace casi dos meses. La mayoría de estos distritos están ubicados alrededor de la avenida Juan Pablo II -que une el norte y sur de la capital-, una zona conocida como la «pista de la resistencia» por ser la primera en sublevarse en la ciudad contra a pasada dictadura somocista, ha explicado la exdirigente guerrillera Mónica Baltodano.

«¡No disparen, aquí hay niños!«, han gritado los vecinos del barrio María Auxiliadora, uno de los siete lugares que han sido asediados por los antidisturbios. Los ciudadanos han denunciado que la policía intente «quitar las barricadas a punta de balas». Muchos habitantes del sector se han encerrado en sus casas por temor, mientras aumentaba la presencia de la policía. «El pueblo no se va a echar para atrás hasta que se vaya el presidente», ha dicho molesta una habitante del lugar que no ha querido dar su nombre por razones de seguridad.

«En Nicaragua hay un toque de queda de facto. Aunque no lo han decretado, a partir de las seis de la tarde no se puede circular sin el peligro de ser atacado por las fuerzas policiales y turbas», ha explicado la exguerrillera Baltodano. Según la prensa local, al menos ocho personas han sido asesinadas en los últimos días durante la noche a manos de estos grupos que se movilizan en camionetas y motocicletas.

Al menos 139 personas han fallecido en Nicaragua desde que estallaron el 18 de abril las protestas contra el Gobierno de Ortega, en el poder desde 2007, según cifras del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.

«Le he dicho al presidente Ortega que, usando solo el lenguaje de la represión en Nicaragua, se aleja cada vez más de la realidad y se agravan la crisis política y el dolor del pueblo», ha explicado el obispo Auxiliar de Managua Silvio Báez.