AstraZeneca rebaja al 76% la efectividad de su vacuna tras actualizar sus datos

Sociedad

AstraZeneca rebaja al 76% la efectividad de su vacuna tras actualizar sus datos
Foto: Marcelo del Pozo| Reuters

La vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca es eficaz en un 76% contra las formas sintomáticas de la enfermedad, según ha anunciado el laboratorio anglo-sueco en un comunicado, tras actualizar los datos de un ensayo clínico realizado en Estados Unidos, Perú y Chile.

En contexto: AstraZeneca se había comprometido el martes a proporcionar en 48 horas cifras recientes al regulador estadounidense que supervisa estos estudios clínicos, quien había criticado los datos potencialmente «desactualizados» sobre su vacuna contra el coronavirus, anunciada previamente con una eficacia del 79% para prevenir los casos sintomáticos.

Los resultados del «análisis primario de los ensayos de fase III [de la vacuna] en Estados Unidos confirmaron que (su) eficacia era coherente» con los datos anunciados el lunes, afirma AstraZeneca en su nota. El laboratorio indica igualmente que la eficacia de su vacuna era del 100% para prevenir los casos graves de COVID-19, como había anunciado previamente.

Utilizada por numerosos países, entre ellos la Unión Europea, la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford no ha sido todavía aprobada en Estados Unidos, donde las autoridades pidieron más datos sobre los ensayos de fase III realizados en su territorio.

Tras la publicación de resultados de esos ensayos el lunes, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), que supervisa los ensayos clínicos de vacunas en Estados Unidos, expresó su «preocupación» respecto al hecho de que el laboratorio hubiera podido utilizar informaciones desactualizadas en sus ensayos. Eso podría, según el NIAID, derivar en una «estimación incompleta de la eficacia» de la vacuna.

En el marco de la operación Warp Speed, lanzada en primavera de 2020 por la administración Trump para apoyar el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus, se realizó un pedido de 300 millones de dosis a AstraZeneca, mucho mayor a los encargos realizados inicialmente a Pfizer/BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson (de 100 millones cada uno), las tres vacunas autorizadas actualmente en Estados Unidos.

Desde entonces se han hecho nuevos contratos para que el gigante norteamericano reciba dosis suficientes de las tres vacunas para inmunizar a todos los adultos del país antes de final de mayo, según prometió el Gobierno del presidente Joe Biden.

Este mes, varios países suspendieron la utilización de la vacuna de AstraZeneca por temor a que provocara coágulos sanguíneos, en ocasiones mortales. El pasado jueves, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) consideró, sin embargo, la vacuna «segura y eficaz», y su utilización se retomó en algunos países, entre ellos España.