Athena, el dispositivo portátil diseñado para proteger de las agresiones sexuales

Futuro

Athena, el dispositivo portátil diseñado para proteger de las agresiones sexuales
Foto: RoarforGood

El 65% de las mujeres ha sufrido acoso callejero en alguna ocasión; el 30% de las mujeres ha sido víctima de violencia física y/o sexual por parte de su pareja; se estima que una de cada cuatro mujeres universitarias será atacada sexualmente en algún momento de su vida. Para intentar acabar con estas cifras nace Athena, un accesorio de seguridad portátil desarrollado por Roar for Good para luchar contra los abusos sexuales y el acoso.

El dispositivo, que tiene un precio de 80 dólares estadounidenses, algo menos de 7o euros, dispone de un sistema de alarma y, con solo pulsar un botón, es capaz de enviar un mensaje con tu ubicación en tempo real a tres contactos de tu smartphone. Los desarrolladores han creado dos funciones para Athena:

SilentROARtras presionar tres veces el botón, Athena envía un mensaje de auxilio con tu ubicación a los contactos de emergencia. Este modo NO activa una alarma y es ideal para situaciones discretas.

Modo de alarma: tras mantener presionado el botón durante tres segundos o más, comienza a sonar una alarma de más de 95 decibeles para disuadir al agresor y el dispositivo envía un mensaje de emergencia con tu ubicación a los contactos de emergencia.

La inspiración detrás de Athena comenzó cuando la cofundadora, Yasmine Mustafa, se embarcó en un viaje en solitario a Sudamérica. A lo largo de su periplo, Yasmine visitó un total de seis países donde escuchó de primera mano historias de acoso sexual violento a mujeres de todos los grupos de edades.

Cuando Yasmine regresó a su apartamento en Filadelfia, se encontró con noticias devastadoras: un crimen de violación violenta había ocurrido en un barrio próximo. En este momento, Mustafa se dio cuenta de su propósito de fomentar un sistema en el que las mujeres se sintieran seguras.

Yasmine y su equipo dedicaron 34 meses a desarrollar y mejorar Athena, que tiene el tamaño de una moneda y puede colgarse como un collar o engancharse a la ropa. Pero, según la propia compañía, Athena no está destinado a erradicar la agresión sexual. Es un «parche». «Visualizamos un mundo con menos ataques, menos preocupaciones. Uno que es más seguro. Donde cualquiera puede vivir su vida con valentía». Ese es el mantra de la compañía.