Aung San Suu Kyi defiende el encarcelamiento de los dos periodistas de Reuters

Mundo ethos

Aung San Suu Kyi defiende el encarcelamiento de los dos periodistas de Reuters
Foto: KHAM| Reuters

La dirigente de Birmania, Aung San Suu Kyi, ha defendido este jueves el encarcelamiento de los dos periodistas de Reuters condenados a siete años de cárcel por investigar una matanza de musulmanes rohingyas por parte del ejército.

“No fueron encarcelados porque eran periodistas”, sino porque “el tribunal decidió que habían infringido” la ley, ha dicho la líder birmana, que ha roto de esta manera su silencio sobre el caso. La premio Nobel de la Paz había sido criticada en el extranjero por mantener silencio sobre este caso.

“Si uno cree en el Estado de derecho, (los periodistas) tienen perfectamente derecho a recurrir la sentencia”, ha dicho Aung San Suu Kyi en el Foro Económico Mundial de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.

La justicia condenó a siete años de cárcel a los periodistas Wa Lone, de 32 años, y Kyaw Soe Oo, de 28 años, por vulnerar la ley sobre secretos de Estado.

Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron detenidos el 12 de diciembre tras reunirse con dos policías que, según los acusados, les entregaron documentos confidenciales. Desde entonces, ambos habían estado detenidos sin fianza y comparecieron una treintena de veces ante el tribunal, que inició la instrucción el 9 de enero y presentó los cargos el 9 de julio. Finalmente, los reporteros fueron condenados el 3 de septiembre.

La misión de la ONU en Birmania

Tras meses de bloqueo por parte del Gobierno de Birmania, funcionarios de la ONU comenzaron el miércoles una misión en el país para estudiar las condiciones de un posible regreso de los cientos de miles de rohingyas que huyeron.

La misión empieza en un contexto de gran tensión entre Birmania y la ONU, que ha acusado a Aung San Suu Kyi de no utilizar su autoridad para poner fin a las atrocidades cometidas contra los rohingyas.

Por su parte, la líder birmana se ha mantenido firme y solo ha concedido que los militares podrían haber “gestionado mejor” la crisis de los rohingyas, informa AFP.