Bolsonaro niega en la ONU que la Amazonia sea "patrimonio de la humanidad"

General

Bolsonaro niega en la ONU que la Amazonia sea "patrimonio de la humanidad"
Foto: lucian_andrei

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha dicho este martes en la Asamblea General de la ONU que «es una falacia decir que la Amazonia es un patrimonio de la humanidad», puesto que es de Brasil. Además el mandatario ha asegurado que la mayor selva tropical del mundo «no representa los pulmones de la Tierra».

El líder brasileño, quien asegura que existe una «psicosis ambiental», ha negado el impacto de los incendios. «La Amazonia no está siendo devastada ni consumida por el fuego como dice mentirosamente la prensa», ha asegurado en su discurso, el primero de la Asamblea General de Naciones Unidas, que ha durado el doble de lo permitido.

Ha deplorado también que «otro país» —en referencia a Francia— basado en «las mentiras de la prensa internacional se portara de forma irrespetuosa y colonialista, atacando nuestra soberanía».

Emmanuel Macron propuso durante la reciente cumbre del G7 en Biarritz, Francia, conceder a la Amazonia un «estatuto internacional», una idea que indignó a Bolsonaro.

Durante la reunión del G7 se planteó también la idea de aplicar sanciones a Brasil por no proteger la Amazonia, ha recordado Bolsonaro, que ha calificado la propuesta de «absurda». Ha agradecido al presidente estadounidense Donald Trump haberla rechazado.

El presidente brasileño, un escéptico sobre el cambio climático que defiende la explotación comercial en áreas de preservación ambiental e indígena, intenta convencer al mundo de que tiene bajo control la situación en el Amazonas.

La deforestación se duplicó en la primera mitad del año, y los incendios —provocados en su mayoría por ganaderos y madereros— casi se triplicaron en agosto en relación al año anterior, lo que provocó una crisis internacional.

Según cifras oficiales, la deforestación de la Amazonia brasileña prácticamente se duplicó entre enero y agosto, y representa este año el equivalente a 640.000 campos de fútbol.

Una veintena de manifestantes vistiendo camisetas verdes y con un muñeco gigante de Bolsonaro y un cartel con la leyenda «Bolsonaro, una amenaza para la Tierra» ha protestado frente a la ONU durante su discurso. «¡La Tierra está ardiendo, la Amazonia está ardiendo, Bolsonaro es un mentiroso!», han gritado los manifestantes.