Bruselas pide a los países de la UE que tomen medidas proporcionadas ante el coronavirus

Sociedad

Bruselas pide a los países de la UE que tomen medidas proporcionadas ante el coronavirus
Foto: Flavio Lo Scalzo| Reuters

La Comisión Europea (CE) ha pedido este lunes a los países de la Unión Europea que cualquier medida que tomen para contener el coronavirus, incluidos los posibles controles fronterizos, sea coordinada con sus socios y proporcional al riesgo del brote, al tiempo que ha llamado a evitar caer en el pánico.

Además, el Ejecutivo comunitario ha informado de que este martes se trasladará a Italia una misión conjunta del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) de la Unión Europea y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evaluar la situación en el país, donde el Covid-19 ya ha causado seis muertos.

La expansión del Covid-19 en Italia, convertido en centro de la epidemia en Europa, ha generado el temor a un cierre de fronteras dentro del espacio de libre circulación Schengen, después de que Austria interrumpiese el domingo la circulación ferroviaria desde territorio italiano por la posibilidad de que hubiese dos infectados en un tren procedente del país.

«Cuando hablamos de medidas, incluyendo controles fronterizos, estas deberían basarse en una evaluación del riesgo creíble y pruebas científicas, deberían ser proporcionadas y ser tomadas en coordinación con otros», ha dicho en una rueda de prensa el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic. Ha recordado además que las normas de Schengen permiten reintroducir temporalmente controles fronterizos, pero ha subrayado que esta decisión depende de las autoridades nacionales.

Bruselas, por el momento, no está considerando una suspensión coordinada de la libre circulación en Schengen, aunque sí está trabajando con «varios escenarios» para elaborar planes de contingencia, ha dicho el comisario.

La comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, ha subrayado además que la OMS no ha recomendado imponer restricciones a los viajes y que el control en los puntos de entrada a los diferentes países «es solo una pequeña parte de las acciones» para controlar la expansión del virus, puesto que «no podemos detectar a todo el mundo en riesgo de desarrollar el virus».