Carles Puigdemont, detenido en Cerdeña en virtud de la euroorden del Supremo

Por: The Objective

Política y conflictos
Carles Puigdemont, detenido en Cerdeña en virtud de la euroorden del Supremo
Foto: CARSTEN REHDER

Las autoridades italianas han detenido en Cerdeña al expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, según su abogado, Gonzalo Boye. La detención, ha explicado su letrado se ha producido en virtud de la euroorden emitida por el Tribunal Supremo.

En contexto: Carles Puigdemont había huido de España en otoño de 2017 para evitar ser juzgado por su papel en el proceso independentista. Previamente ya había sido detenido en Alemania, pero finalmente no fue extraditado a España.

«El President Puigdemont ha sido detenido a su llegada a Cerdeña donde acudía como eurodiputado; esta detención es en función de la euroorden de 14 de octubre de 2019 que, por imperativo legal -según establece el Estatuto del TJUE, se encuentra suspendida», ha dicho Boye en Twitter. «España informó al Tribunal General, y así se recoge en la resolución de 30 de julio pasado, que ningún país ejecutaría una orden de estas características; en la misma resolución el Vicepresidente del TGUE indicó que, de ser necesario, se solicitase una nueva medida cautelarísima», ha añadido.

Sin embargo, el Tribunal Supremo ha informado, citado por Efe, de que el 14 de octubre de 2019 -cuando el Supremo condenó por sedición a los líderes del procés- el juez Pablo Llarena reactivó las órdenes de detención contra Puigdemont y el resto de los líderes independentistas huidos al extranjero y, desde entonces, no se han desactivado.

El jefe de la oficina del expresident, Josep Lluís Alay, ha informado, citado por Efe, de que Puigdemont había ido a L’Alguer, en la isla italiana, para asistir a la reunión internacional Adifolk y para reunirse con el presidente de la región autónoma de Cerdeña, así como con el Síndic de L’Alguer. Según Europa Press, Puigdemont se encuentra ahora mismo asistido tanto por Boye como por un equipo de abogados italianos.

Desde su salida de España, Puigdemont había estado residiendo en la localidad belga de Waterloo. El expresident es eurodiputado, pero no goza de la inmunidad que acompaña a este cargo, ya que el Parlamento Europeo se la reitró el pasado 9 de marzo por 400 votos a favor, 248 en contra y 45 abstenciones. Posteriormente, en julio, el Tribunal General de la Unión Europea ratificó esa retirada.

Y ahora, ¿qué?

Ahora, el Supremo debe esperar a que el juez italiano que ha atendido la euroorden española para detener a Puigdemont por el referéndum ilegal del 1 de octubre se ponga en contacto con el tribunal español para comunicarle que ha atendido su petición.

Una vez notificado, se abrirá un expediente para resolver la extradición o no del expresident a España. Puigdemont podría aceptar de forma voluntaria ser entregado a España, lo que acortaría los plazos, o negarse. Si se negara, tendría que dirimirse entre las acusaciones del Tribunal Supremo español y la defensa del expresident.

Lo más inmediato, de todas formas, es lo esperado para este viernes: que el magistrado italiano se ponga en contacto con el español para iniciar el expediente que puede terminar con la extradición de Puigdemont a España. Serán los tribunales italianos quienes tengan la última palabra sobre la entrega de Puigdemont.

Ya en 2018, un tribunal alemán revocó la extradición por malversación de Carles Puigdemont que había dictaminado. Lo hizo después de recibir el auto del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que renunció a la entrega del expresident al no haber aprobado los magistrados alemanes la extradición por rebelión.

Principales reacciones políticas

Nada más conocer la noticia, distintos líderes políticos españoles han mostrado su reacción a la detención del expresident catalán.

El presidente del Partido Popular y líder de la oposición, Pablo Casado, ha dicho que «Puigdemont debe ser juzgado en España por su golpe a la legalidad constitucional, y [el presidente del Gobierno, Pedro] Sánchez debe comprometerse a respetar la sentencia de la Justicia sin indultos a cambio de permanecer en el poder

Por su parte, Santiago Abascal, líder de Vox -formación que ejerció la acusación popular en el juicio del procés-, ha deseado a que Puigdemont, a quien se ha referido como «golpista renegado», se le «condene por sus crímenes».

El actual president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha dicho: «Ante la persecución y la represión judicial, la más enérgica condena».