Carme Forcadell, tras su renuncia a la presidencia del Parlament: "El nuevo momento político requiere una figura libre de procesos judiciales"

Política y conflictos

Carme Forcadell, tras su renuncia a la presidencia del Parlament: "El nuevo momento político requiere una figura libre de procesos judiciales"
Foto: Pau BARRENA

«Os anuncio que no me postularé para presidir el Parlament de nuevo. Creo que el nuevo momento político requiere ahora de una nueva figura libre, sobre todo, de procesos judiciales«, ha apuntado Carme Forcadell en una comparecencia en el Parlament de Cataluña tras anunciarse, minutos antes, que no repetirá como presidenta en la nueva legislatura tras las elecciones del 21 de diciembre. «A pesar de las dificultades, a pesar de las situaciones imprevistas, a pesar de la judicialización constante, y a pesar de los errores, creo que hemos hecho una labor positiva para la institución», ha señalado.

Además, la ya expresidenta del hemiciclo catalán ha dicho que de esta forma cierra un ciclo que «tenía claro no sería por un periodo excesivamente largo, fruto de un momento excepcional» y ha asegurado que durante todo este tiempo los miembros de la mesa se «han limitado» a garantizar que en el Parlament se pueda hablar y debatir de todo. Algo que, según sus palabras, se ha convertido en Cataluña en «excepcional por la fobia del gobierno español a la palabra y al diálogo«. «Puedo decir, orgullosa, que no nos hemos doblado a la censura, que no hemos cedido y nos hemos mantenido firmes en nuestras obligaciones», ha aseverado.

Sin embargo, la número cuatro de ERC para los pasados comicios catalanes, asegura que mantiene su compromiso político y continuará como diputada. «Dejo la presidencia pero no abandono la política. Ahora empiezo un nuevo camino de diputada, con una responsabilidad diferente pero con la misa fuerza y voluntad de servicio publico que siempre. Seguiré trabajando para que este país sea mejor y más libre y estoy segura de que lo conseguiremos».

En la rueda de prensa, también ha hecho balance de la legislatura pasada, que culminó con la declaración unilateral del independencia que provocó la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el cese del Govern y la convocatoria de las elecciones del 21-D por parte del Gobierno central. En este sentido, ha recordado algunas de las 26 leyes aprobadas durante su legislatura como la de la Renta Garantizada de Ciudadanía o la de reparación jurídica de las víctimas del franquismo.

Investigada y en libertad provisional en una causa por rebelión que instruye el Tribunal Supremo, se enfrenta a cuatro querellas que la Fiscalía ha ido presentando desde el año pasado contra la ya expresidenta por permitir que el Parlament votara la hoja de ruta independentista, las resoluciones a favor de una consulta, las leyes de transición nacional y de referéndum y, el pasado 27 de octubre, la declaración de independencia.

El 26 de octubre de 2015 fue elegida presidenta del Parlamento de Cataluña, con 77 votos a favor, 56 en blanco y uno nulo.