Carmen Calvo advierte a Ayuso de que no modificará el decreto de alarma y la acusa de generar confusión

Política y conflictos

Carmen Calvo advierte a Ayuso de que no modificará el decreto de alarma y la acusa de generar confusión
Foto: Mariscal| EFE

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha advertido de que el Ejecutivo no va a modificar el decreto del estado de alarma aprobado este jueves como ha pedido la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, para poder cerrar la comunidad por unos días y no durante al menos una semana.

En contexto: esta negativa del Gobierno viene después de que Ayuso anunciase que va a cerrar Madrid solo los puentes próximos. De este modo, la región quedaría cerrada durante los dos próximos puentes, el de Todos los Santos (1 de noviembre) y el de la Almudena (9 de noviembre). Este anuncio, por su parte, ha llegado tras la controversia que generó la reunión del miércoles, en la que Ayuso compareció junto a los presidentes de Castilla y León y Castilla-La Mancha, Fernández Mañueco y García Page. Este último ha pedido «seriedad» con los cierres perimetrales de las comunidades y ha criticado que pueda haber «acuartelamientos de media hora». En la comparecencia, los líderes autonómicos no anunciaron medidas unitarias, y Ayuso dijo no estar conforme con el perimetraje de la región. 

La presidenta madrileña solicitó este miércoles por carta al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, poder cerrar la Comunidad de Madrid por días sueltos en lugar de por semanas completas como obliga el decreto del estado de alarma. Según fuentes de la Consejería de Sanidad consultadas por EFE, Salvador Illa, ministro de Sanidad, habría dado luz verde al cierre perimetral por días al consejero Enrique Ruiz Escudero. El consejero ha explicado que se trata de «una interpretación del decreto del estado de alarma» que cuenta con el aval de Illa, «una buena vía para hacer lo que creíamos que era mejor».

Sin embargo, Carmen Calvo ha expresado que el Gobierno no va a cambiar el decreto como ha reclamado Ayuso, a la que ha acusado de hacer esta petición de forma «calculada» para crear mucha más confusión.

«No podemos trasladar esta confusión y esta inseguridad a los madrileños», ha dicho la vicepresidenta primera, que ha recordado que el Gobierno acordó la posibilidad de perimetrar ciudades y territorios porque lo considera una buena fórmula para poder parar los contagios.