Castilla-La Mancha cierra la hostelería y confina sus más de 900 municipios

Sociedad

Castilla-La Mancha cierra la hostelería y confina sus más de 900 municipios
Foto: Ismael Herrero| EFE

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado este lunes que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido decretar el confinamiento de sus más de 900 municipios y adelantar el toque de queda a las 22:00 horas, así como un cierre total de la hostelería en toda la comunidad autónoma.

Los detalles: García-Page ha subrayado que estas medidas se aplicarán, en principio, por un plazo de 10 días, y ha confiado en que den resultado que se traduzca en un menor número de contagios, pues ha subrayado que en las zonas donde se han aplicado ya, como en la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares, han conllevado un menor número de casos.

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha acordado este lunes que el toque de queda se aplique desde las 22:00 horas, el cierre perimetral de todos los municipios de la región, excepto para ir a trabajar, la docencia o actividades esenciales; y el cierre de bares, restaurantes y cafeterías, tanto dentro como fuera del establecimiento, y las grandes superficies excepto aquellas tiendas que vendan productos esenciales.

La Ley establece que el toque de queda puede adelantarse a las 22:00 o atrasarse a las 00:00 como máximo, pero García-Page se ha mostrado partidario de modificar el decreto del estado de alarma para unificar los horarios en todo el país. Sin embargo, la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, ha considerado este lunes que será en el próximo Consejo Interterritorial de Salud cuando las comunidades autónomas puedan adoptar la decisión de ampliar el toque de queda, pero sería «una decisión de consenso», no unilateral.

En una entrevista en Onda Cero, y preguntada por el recurso presentado por el Gobierno ante el Supremo por la decisión de la Junta de Castilla y León de ampliar el toque de queda a las 20:00 horas, la ministra ha insistido en que el principio de legalidad y el Estado de Derecho «atañe a todos. En eso no hay ninguna duda» si bien ha admitido que hay «un espacio para la política».