El cineasta ucraniano Oleg Sentsov, encarcelado en Rusia, recibe el premio Sarajov

Cultura

El cineasta ucraniano Oleg Sentsov, encarcelado en Rusia, recibe el premio Sarajov
Foto: RUSSIAN FEDERAL PENITENTIARY SERVICE

Oleg Sentsov, cineasta ucraniano que se encuentra en prisión desde 2015, ha recibido a través de un familiar este miércoles el premio Sárajov en reconocimiento a su lucha por la liberación de los presos políticos.

Stentsov ha homenajeado a las «personas perseguidas» en un discurso leído por su prima, Natalia Kaplan, durante la ceremonia de entrega de este premio. «La historia siempre es justa y pone a todo el mundo en su lugar«, ha subrayado.

«Se puede ser un dictador durante una larga vida llenándose la boca de palabras falsas que la gente en teoría admira. Los líderes mundiales incluso le darán la mano por no pelearse con usted», ha asegurado en un texto leído por Kaplan.»Pero después de su muerte, su nombre quedará damnificado» y la «persona perseguida» es «la que al final ocupará su lugar en la historia mundial y la que dará nombre a premios, calles, buques…», ha agregado, haciendo referencia al caso del científico soviético disidente Andrei Sájarov, que da nombre al galardón.

Oriundo de Crimea, una península que en 2014 Rusia arrebató a Ucrania, el cineasta de 42 años se encuentra detenido en la colonia penitenciaria rusa de Labytnangui, lugar situado por encima del círculo polar ártico. Este padre de dos niños fue detenido en mayo de 2014 y condenado en agosto de 2015 a 20 a años de prisión por «terrorismo» y «tráfico de armas» en un juicio calificado de «estalinista» por Amnistía Internacional.

Para obtener la liberación de todos los «presos políticos» ucranianos en Rusia, el director inició en mayo una huelga de hambre a la que puso fin 145 días después, en octubre, para evitar ser alimentado a la fuerza.»Físicamente, va mejor, pero la huelga de hambre le pasó factura. Ahora tiene problemas graves de riñones, hígado y corazón», ha señalado Natalia Kaplan, precisando que «nadie sabe decir si se recuperará completamente».

Sus condiciones en prisión siguen siendo «muy difíciles», incluso habiendo puesto fin a la huelga de hambre, ha agregado su prima, para quien Sentsov sigue siendo «psicológicamente el mismo hombre» y trabajando en guiones y libros.

Este galardón reconoce, desde 1998, a  aquellos que han aportado una contribución excepcional a la lucha en defensa de los derechos humanos y la libertad de conciencia. En esta edición, los otros dos finalistas del galardón, dotado con 50.000 euros, son el activista marroquí Nasser Zefzafi, también en prisión, y un grupo de ONG que socorren a migrantes en el Mediterráneo, como Proactiva Open Arms, informa AFP.