The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Australia

El mayor banco de Australia pierde los datos de 20 millones de clientes

The Objective
Última actualización: 29 Nov 2018, 7:06 pm CEST
Foto: SAEED KHAN | AFP

El Commonwealth Bank (CBA), la mayor entidad bancaria de Australia, ha reconocido que en mayo de 2016 perdió los datos financieros de 20 millones de cuentas, aunque ha asegurado que la seguridad de los clientes no se ha visto afectada.

El banco extravió dos cintas magnéticas que se utilizaron para imprimir extractos bancarios y que contenían nombres, direcciones, números de cuentas y detalles de transacciones realizadas desde el año 2000. La entidad ha insistido en que los clientes no deberían preocuparse, ya que entre la información que se perdió no había contraseñas, códigos PIN ni otros datos que puedan ser utilizados para cometer fraudes, informa AFP.

El CBA ha explicado que las cintas deberían haber sido destruidas por una empresa subcontratada, pero la entidad nunca recibió ninguna confirmación de dicha destrucción de documentos, por lo que decidió encargar a KPGM una investigación, así como alertar a las autoridades australianas de la situación. "No hemos podido confirmar que las cintas fueran eliminadas, pero  la investigación indica que lo más probable es que lo fueran”, ha explicado el presidente en funciones del Commonwealth Bank, Angus Sullivan, que ha calificado los hechos de "inaceptables".

 

 

El banco ha admitido el escándalo después de que saliera a la luz un informe del regulador australiano que denuncia la falta de rendición de cuentas del CBA, que ha llevado a múltiples infracciones, entre las que destaca que el banco ha llegado a cargar servicios a clientes hasta 10 años después de haber fallecido. El Commonwealth también ha sido objeto de una demanda por parte de las autoridades por supuesta manipulación de la tasa de referencia de intercambio bancario y se enfrenta a una multa millonaria por haber violado varias leyes contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo, informa Efe.