Con tan solo nueve años, Laurent Simons está a punto de graduarse en la universidad

Mundo ethos

Con tan solo nueve años, Laurent Simons está a punto de graduarse en la universidad
Foto: Scripps National News

Laurent Simons, un niño belga de nueve años, está a punto de graduarse en la universidad. Si todo va bien y completa su proyecto final en la Universidad Tecnológica de Eindhoven, en Holanda, se graduará con el título en ingeniería eléctrica en diciembre.

La mayoría de estudiantes tarda tres años en graduarse del mismo programa, pero Simons, que ingresó el año pasado, está a punto de completarlo en tan solo 10 meses. Gracias a su capacidad intelectual y agilidad mental, que le permite aprender los conceptos en muy poco tiempo. Gracias a estas capacidades, el pequeño ingresaba con cuatro en la escuela primaria y con seis en la escuela secundaria mientras dirigía un proyecto de investigación en el Centro Médico Académico de Ámsterdam.

«Ha sido bastante especial y agradable», ha dicho Peter Baltus, profesor de electrónica integrada, sobre su alumno más joven. «La capacidad de absorción de Laurent es muy alta, lo que significa que todo va mucho más rápido y podemos cubrir mucho más material en un corto período de tiempo«, ha aclarado a Scripps National News.

Aunque todavía no se ha graduado, Simons ya ha dicho que quiere estudiar medicina tras licenciarse y empezar a trabajar con órganos artificiales. El pequeño ha explicado que lo hace por motivos personales, ya que sus abuelos padecen afecciones cardíacas y quiere ayudar a personas como ellos.

Fuera de clase, han aclarado sus padres, Laurent es un niño normal con pasatiempos normales como ver Netflix o jugar videojuegos. Sin embargo, muchos han criticado a los padres por convertir a su hijo en una celebridad al dejar que haga entrevistas y por enfocar las redes sociales de Simons a los adultos. Otros han dicho que al apresurar la educación del niño, sus padres le han robado la infancia. Sin embargo, el padre del niño ha respondido a las críticas y ha aclarado que todo lo que su hijo ha logrado no se le ha impuesto, sino que es «así como es».