The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

Cultura

Tres proyectos españoles en Egipto optan al Premio Nacional de Arqueología

Tres proyectos españoles en Egipto optan al Premio Nacional de Arqueología
José M. Galán|Fundación Palarq

Tres proyectos de gran relevancia internacional ubicados en Egipto y dirigidos por investigadores españoles, Heracleópolis Magna, Djehuty y Oxirrinco, optan este año al Premio Nacional de Arqueología y Paleontología Fundación Palarq.

En contexto: convocado por la Fundación Palarq, el galardón nació en 2018 con la finalidad de reconocer la excelencia y originalidad de proyectos arqueológicos y paleontológicos dirigidos por equipos de investigación españoles. El certamen tiene un carácter bienal y es el primer premio de estas características concedido por una fundación privada dedicado exclusivamente a estas disciplinas.

Heracleópolis Magna fue, en 1966, el primer gran yacimiento excavado por españoles en territorio egipcio bajo el equipo liderado por el arqueólogo Martín Almagro, en la actualidad bajo el liderazgo de la doctora M. Carmen Pérez-Die. La excepcionalidad de este proyecto radica en el hecho de que en la ciudad de Heracleópolis están presentes todos los periodos cronológicos del Egipto antiguo, desde el Primer Periodo Intermedio hasta la época bizantina y copta. Entre los hallazgos más destacados hasta la fecha figuran el Templo Heryshef descubierto por el egiptólogo Henri Édouard Naville a finales del siglo XIX y excavado actualmente por la Misión Española, siendo esta una parte esencial del proyecto.

El proyecto Djehuty tiene como objetivo principal la excavación, restauración, publicación científica y la divulgación del conjunto de monumentos funerarios y enterramientos llevados a cabo entre finales del Reino Antiguo, 2200 a. C., hasta la época romana, en la antigua necrópolis. Entre los resultados más relevantes figuran los primeros restos del Reino Antiguo alrededor del 2200 a. C. y el descubrimiento de un jardín funerario situado en la entrada de una gran tumba del año 2000 a. C., con un gran impacto entre la comunidad científica y el público general en el momento de su hallazgo, en 2017.

El proyecto Oxirrinco, dirigido por la Universidad de Barcelona-IPOA (Instituto de Próximo Oriente Antiguo), cuenta con importantes resultados a lo largo de casi 30 años. Según la doctora Maite Mascort, del Instituto de Próximo Oriente Antiguo adscrito a la UB, los vestigios arqueológicos de la ocupación continuada de la ciudad desde época saíta, siglo VII aC., hasta la llegada de los árabes en el siglo VIII confirman la evolución sistemática de su sociedad. Entre los resultados más destacados figura el hallazgo único de una ofrenda de 50.000 peces oxirrinco, pez símbolo de la ciudad, y la forma en la que se representa la diosa del lugar, Toeris.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D