The Objective
Publicidad
Cultura

Con todos ustedes, el cerebro tras las carreras de Kiss, Donna Summer y Village People

El Festival de Cannes acoge el estreno del biopic ‘Spinning Gold’, una película sobre el fundador del sello Casablanca Records, Neil Bogart

Con todos ustedes, el cerebro tras las carreras de Kiss, Donna Summer y Village People

Fotograma de la película.

Puede que a la mayoría de los lectores, el nombre de Neil Bogart no les diga nada, pero las canciones que impulsó de seguro les han hecho bailar. Su instinto, su tenacidad y, a qué negarlo, su temeridad auparon a artistas que han influido en la estética y nutrido la banda sonora de varias generaciones. 

De 1973 a 1984, su casa discográfica, Casablanca Records, lanzó 289 álbumes de más de 140 creadores y llegó a ganar más de 100 millones de dólares en un solo año. Entre ellos, los multiventas Kiss (Rock ‘n Roll All Nite), Donna Summer (Last Dance) y Village People (Y.M.C.A., Macho Man, In The Navy), como también Parliament (We Want The Funk), Bill Withers (Lean On Me, Ain’t No Sunshine When She’s Gone), Gladys Knight (Midnight Train to Georgia), Curtis Mayfield (Superfly, Freddie’s Dead), y The Isley Brothers (It’s Your Thing!, Fight The Power), cuyos éxitos continúan conmoviendo a fans en todo el mundo. 

Su sello en la cultura popular es imborrable e icónico, ya sea en la evocación de una bola de disco setentera, ya en la de un rayo dibujado en la cara y una mano en alto conformando unos cuernos. La suya era una alternativa hedonista a los mensajes contraculturales de los iconos rock de los sesenta. 

Teaser de la película.

El Festival de Cannes ha acogido estos días en su mercado la presentación de un biopic sobre el visionario promotor, Spinning Gold. La película biográfica ha requerido de 22 años de abnegada dedicación por parte del hijo del homenajeado, Timothy Scott Bogart, que firma, produce y dirige. 

Según la cantante Tayla Parx, que interpreta en Spinning Gold a Donna Summer, este es un buen momento para echar la vista atrás a aquel periodo de purpurina y lentejuelas: «En la música reciclamos, volvemos a retomar ritmos, estilos y géneros y los hacemos evolucionar. Hoy en días escuchamos disco y funk, así que creo que este largometraje va a resonar en las nuevas generaciones».

Todos los nombres de un caradura

Nacido Neil E. Bogatz, cambió su apellido a Scott en los años sesenta para iniciar una breve carrera como cantante, y su nombre a Wayne Roberts durante su incursión como actor de porno blando para poder financiar el anillo de compromiso que quería regalarle a su novia. 

«Mi padre era un absoluto buscavidas. Después de ser rechazado como modelo, actor y cantante, convenció a la Escuela Superior de Artes Escénicas para que lo aceptaran como bailarín. A los 18 años consiguió aupar al número 1 su canción Bobby, que fue presentada al mundo por el infame diyéi de Nueva York, Murray-The-K», detalla su vástago.

Sin solución de continuidad, Neil pasó a revolucionar la escena musical de Nueva York respaldando a Chubby Checkers y Sammy Davis JR. A los 24 años, el ambicioso chaval de Brooklyn se convirtió en el presidente más joven de un sello discográfico, MGM Records. De Nueva York se mudaría a Los Ángeles, donde asentó su alias definitivo, Neil Bogart, en tributo, como también el nombre de su compañía de discos, al clásico del cine Casablanca (Michael Curtiz, 1942), 

BSIbaXGA
Fotograma de la película.

«Cuando entrevisté a Clive Davis (ex presidente de CBS Records y fundador de Arista Records) para el documental, me dijo una frase que se convirtió en mi brújula: «No sé cómo sobreviví a ese periodo ni si repetiría la experiencia, pero fue la mejor época de mi vida”. Así que más que exorcizar demonios, he querido capturar la euforia de entonces», compartía el realizador de Spinning Gold, que perdió a su padre a los nueve años. Esto es, cuando la leyenda de la música tan solo contaba 39.

Scott Bogart reconoce que su padre fue un caradura, un jugador y un intrigante, pero también un soñador y un conspirador capaz de endeudarse hasta rozar la bancarrota para lanzar las carreras de sus apadrinados. No por casualidad, los álbumes Creatures of the Night, de Kiss, y Donna Summer de ídem, le están dedicados. 

Sus artistas estuvieron en dique seco durante años, pero Bogart no dejó de creer y de idear estrategias para lanzarlos

Sus artistas estuvieron en dique seco durante años, pero Bogart no dejó de creer y de idear estrategias para lanzarlos. En el caso de la reina de la música disco, en 1976, el promotor animó al productor italiano Giorgio Moroder a realizar una remezcla de la erótica Love to Love You Baby de 16 minutos. La canción fue censurada en algunas emisoras de radio por ser demasiado gráfica. Time Magazine contó hasta 22 orgasmos en un tema que se escuchaba en bucle. Aquella invitación al amancebamiento catapultó a la pantera de Boston, que llegó a publicar 42 sencillos de éxito y a vender más de 100 millones de discos antes de su muerte en 2012.

En cuanto al grupo de hard rock, Bogart les propuso realizar una grabación en directo. Se tituló Alive! y supuso un punto de inflexión en su carrera, porque al fin consiguió transmitir su esencia. La banda de Gene Simmons y Paul Stanley ha vendido más de 75 millones de álbumes, lo que los convierte en el grupo con más discos de oro de la historia. Después de 40 años de trayectoria, han anunciado su gira de despedida, pero cuesta de creer. 

La fe mueve millones

«Esta película es inspiradora porque recoge la visión conjunta del artista y de la persona que le ayuda a construir su carrera. La creación es un acto de rebeldía. Neil les animaba a ser valientes y es algo que ahora me aplico a mí misma: si vas a ser artista, lleva tu visión hasta las últimas consecuencias», considera la compositora y productora musical de R&B y jazz Ledisi, que en la película encarna a Gladys Knight.

El actor y cantante que da vida a Bogart en el filme, Jeremy Jordan, la secunda: «Hay personas que creen en los artistas hasta el punto de arriesgar su propio dinero y su reputación para ayudarles a alcanzar sus sueños. Son rara avis y te los encuentras, especialmente, al principio de tu carrera. En todos nosotros hay una duda intrínseca, porque el arte es algo muy personal y se ancla a las emociones, de modo que da vértigo exponerte al mundo para que te vean y te critiquen. Pero si hay alguien de la industria a tu lado que cree en ti, eso te ayuda a reunir el arrojo para tirar adelante».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D