The Objective
Publicidad
Deportes

Supercampeones y hartos del 'relato': el Real Madrid dice basta

El ‘relato’ es la guerra mediática que tratará de socavar la moral del Madrid de aquí a final de temporada y que desde Concha Espina «se han propuesto combatir»

Supercampeones y hartos del 'relato': el Real Madrid dice basta

Luka Modric celebra su gol en la final de la Supercopa de España. | Ahmed Yosri (Reuters)

En el Real Madrid se relamen tras levantar la Supercopa en Riad. Puede parecer un título menor, y de hecho lo es si lo comparamos con la Liga o la Copa del Rey, pero ‘tocar metal’ a estas alturas de la temporada sirve para una doble causa: tomar impulso y vislumbrar lo que te viene por delante. Que se lo digan al Barça. El primer año de experiencia arábiga supercopera precipitó la salida de Ernesto Valverde como director técnico culé. El equipo se derrumbó como un castillo de naipes y comenzó a navegar sin rumbo hasta convertirse en el Titanic. El Madrid, vencedor de aquella edición, acabó ganando la Liga.

2022 se presenta aún más halagüeño para los merengues. Primeros del campeonato con comodidad, con el eterno rival a 17 puntos, en octavos de la Copa y de la Champions League y con los jugadores más en forma del planeta fútbol en cada una de sus líneas: Modric enamora, Courtois impone y Benzema te rinde a sus pies mientras Carletto ejerce de venerable maestro de los banquillos impartiendo clínic tras clínic.

Ante tal bonanza de acontecimientos, cualquier osado podría pensar que todo corre a favor del Madrid, que sus críticos se han retirado a trincheras, que los de Florentino Pérez tienen encaminadas todas sus batallas. Error. Si dicen eso es porque aún no conocen ‘el relato’. La guerra mediática que tratará de socavar la moral del Madrid de aquí a final de temporada y que desde Concha Espina «se han propuesto combatir».

Hartos del ‘relato’

Pero, ¿qué es exactamente ‘el relato’? En el Real Madrid lo entienden como «la manera enrevesada de retorcer la realidad para restar importancia a todos los éxitos que consigue el club». Desde Valdebebas están «hartos» de esta situación y para ser más explícito mostraré varios ejemplos. El ‘relato arbitral’ es aquel que dice que «el Real Madrid no se puede quejar de los árbitros» pase lo que pase y a pesar de que le hayan pitado dos penaltis, dos, sobre el verde en todo el año 2021. Es el que se rasga las vestiduras porque Real Madrid TV haga un video documentado sobre los errores arbitrales de determinados colegiados. Es el mismo que se indigna tras una abultada victoria por 4 a 1 frente al Valencia con un penalti, cuando menos debatible, sobre Casemiro y uno anterior que se va al limbo por mano de Pizzini. Es el que hace un año vendió como justicia poética que el Madrid cayera frente al mismo rival y por el mismo tanteo con tres penas máximas en contra. Dos de ellas no había por dónde cogerlas.

Vamos con el ‘relato del estilo’. El que más irrita en la casa blanca. Ganas al F.C. Barcelona, le metes tres goles, aunque pudieron ser cinco, le eliminas de la Supercopa y tienes que escuchar a Xavi decir que «el Real Madrid se ha metido atrás». A la vez que el caganer mediático vende que «jugar al contragolpe es de equipo pequeño, que fue una dulce derrota e incluso una victoria moral». Se instaura el debate, al Madrid le escuece y Ancelotti, molesto, pero sin perder las formas, sale al corte en la previa: «Estoy encantado de que se diga que el Madrid juega a la contra. No es sencillo jugar así. Hay que dar el pase en el momento justo, atacar en el momento adecuado y acabar con seis jugadores en el área del Barça en el gol de la victoria. Esto es una contra bien hecha».

Primera para Hernández en la frente, pero el italiano aún tenía más. Victoria en la final y entrevista en caliente, Carlo tira de hilaridad: «¿Le gustó su equipo? Hoy hemos tenido demasiada posesión». El mensaje le llegó a Xavi y hasta a ‘La Moreneta’, pero al entorno culé y antimadridista le sirvió de poco. Ya tenemos nueva narrativa de la semana instaurada: los éxitos del Madrid valen menos porque jugó «con un solo español en el once». Es la historia de nunca acabar.

La maquinaria está tan engrasada que se vende sola y traspasa fronteras. Desde el otro lado del charco, esta temporada, se han producido dos agrias polémicas protagonizadas por The relato, su división internacional. Rafael Ramos aseguró en antena que muchos de los títulos del Madrid «eran efecto directo de la dictadura de Franco y que nadie lo podía negar». Germán Sosa por su parte aseveró en directo que el dinero invertido en el nuevo estadio «salía por una puerta y entraba por la otra» al ser Florentino Pérez constructor.

Ante este furibundo «relato mediático» surgido en Europa y América, el Madrid ha dicho «basta». En gran parte empujado por la indignación de sus socios, aficionados y peñistas a los que ya no le vale aquello del señorío y el no contestar. En el club han tomado nota y pasado a la acción. Promociona los videos arbitrales desde RMTV, reclama reconocimiento para un Courtois (ni siquiera nominado a The Best) desde la misma plataforma, responde a Xavi por boca de Ancelotti y se las tiene ‘tiesas’ con las televisoras, nacionales e internacionales. El Madrid ha llegado a su tope hartazgo, se acabó poner la otra mejilla. Supercampeones pero no tontos.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D