Detenidas 12 mujeres en Estambul por «insultar» a Erdogan en el 8M

Por: EFE

Sociedad
Detenidas 12 mujeres en Estambul por «insultar» a Erdogan en el 8M
Foto: ADEM ALTAN| AFP

El Gobierno turco ha ordenador la detención de 12 mujeres en la madrugada de este jueves en Estambul por supuestamente «insultar al presidente», Recep Tayyip Erdogan, durante la tradicional marcha del 8 de marzo, Día de la Mujer, según ha informado el diario digital Gazete Duvar.

Por qué es importante: durante los mandatos anteriores al del actual presidente, el islamista Recep Tayyip Erdogan, apenas se abrían juicios por insultos al jefe del Estado en Turquía, mientras que en los últimos cinco años ya ascienden a 63.000 casos, según la prensa turca.

La Fiscalía emitió una orden de arresto contra un total de 18 mujeres, según anunció la Asociación de Abogados Progresistas de Turquía (ÇHD). «Estamos con las mujeres detenidas esta noche por participar en la marcha feminista del 8 de marzo. Estamos siguiendo el proceso legal de sus detenciones», ha señalado la ÇHD en un comunicado. Los abogados han indicado que aún no conocen la acusación completa contra las detenidas, pero que por el momento se les acusa de «insultos al presidente», un delito penado con hasta cuatro años de prisión.

Miles de mujeres marcharon el lunes 8 de marzo por el centro de Estambul para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y, como es habitual, la policía turca no les permitió acceder a la emblemática plaza Taksim, si bien la marcha terminó sin incidentes.

Aún así, unas 5.000 mujeres se reunieron cerca de Taksim, donde la Policía había colocado fuertes barreras para impedir el acceso tanto a la plaza como a la adyacente avenida Istiklal, donde la marcha se había celebrado el año pasado. El sábado previo al 8M la policía ya había intervenido una concentración de todas las plataformas feministas en Estambul, y nueve manifestantes fueron detenidas.

Turquía registró 284 asesinatos de mujeres por motivos machistas durante 2020, según cálculos de Bianet, una ONG que lleva una década recopilando este tipo de casos, en ausencia de cifras oficiales.