Detenido un inspector de policía por revelación continuada de secretos del caso Cursach

Mundo ethos

Detenido un inspector de policía por revelación continuada de secretos del caso Cursach
Foto: Juan Carlos Hidalgo

Un inspector de policía, responsable del grupo que investigaba la presunta trama de corrupción Cursach, ha sido detenido este martes por revelación continuada de secretos. El arresto se ha producido esta mañana por orden del juez Miguel Florit, que abrió una pieza secreta por la filtración a la prensa de información del caso y que la semana pasada ordenó la incautación de los teléfonos móviles de dos periodistas de Europa Press y El Diario de Mallorca, según han indicado a Efe fuentes policiales.

En el caso Cursach se atribuye al empresario Bartolomé Cursach delitos de asociación criminal, prevaricación, cohecho y coacciones por los que la Fiscalía solicita una condena de 8,5 años de cárcel, y acusa además a otras 23 personas, entre ellas 15 policías, para quienes pide condenas que suman 171 años.

El agente arrestado hoy fue responsable del grupo de Blanqueo de la Jefatura de Baleares que investigaba esta presunta trama de corrupción y en la actualidad está asignado al equipo de Informática de la Policía Nacional en las islas. Ha sido detenido en la sede de la Jefatura en Palma y permanece en dependencias policiales a la espera de ser puesto a disposición del juez.

Durante el proceso del caso Cursach se filtraron documentos a la prensa, como un informe sobre la actividad fiscal de las empresas de Cursach que publicaron distinto medios el pasado 5 de julio. Los investigados por la trama, el propio Cursach y el exdirector general de su conglomerado empresarial, Bartolomé Sbert, denunciaron la difusión de esa información.

Así, el juez Florit abrió una pieza secreta por esta filtración y ordenó la requisa de equipos informáticos de periodistas para determinar la fuente de la que habían salido esos documentos. Una iniciativa que provocó una avalancha de condenas al proceder del magistrado, que actuó con el aval de la fiscalía anticorrupción que apoyó la incautación de los teléfonos.

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha admitido este martes a trámite la querella de los dos periodistas y sus empresas, Diario de Mallorca y Europa Press, contra el juez Florit por los presuntos delitos de prevaricación judicial, contra la inviolabilidad del domicilio y contra el ejercicio del derecho al secreto profesional. La instructora de la causa, que por el momento es secreta, es la magistrada Felisa Vidal.