Detenidos en México los presuntos autores del asesinato de la niña Fátima

Lifestyle

Detenidos en México los presuntos autores del asesinato de la niña Fátima
Foto: Jose Cabezas| Reuters

Las autoridades mexicanas han detenido a dos presuntos responsables del homicidio de la niña Fátima Cecilia Aldriguett, un crimen que ha conmocionado al país. El cuerpo de la niña, que tenía 7 años, fue encontrado el fin de semana en una bolsa de plástico sin órganos y con signos de tortura tras haber desaparecido el 11 de febrero al salir del colegio.

Los dos sospechosos, identificados como Mario Alberto «N» y Giovana «N», han sido detenidos en un poblado del central Estado de México con el apoyo de la Guardia Nacional y la Policía Local, ha dicho la Jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en su cuenta de Twitter.

Las identidades de los dos sospechosos fueron reveladas tras el registro de una vivienda en la calle San Felipe de la alcaldía Xochimilco, la zona en la que residía la menor, según informó en una rueda de prensa el portavoz de la Fiscalía General de Justicia de la capital, Ulises Lara, que explicó que, a tenor de las pruebas, hay una relación «cercana» entre los dos sujetos, porque hay evidencias de que los dos estuvieron en ese inmueble y que se puede «deducir» que tienen una relación sentimental.

En esa rueda de prensa, confirmó que se había dado la orden de captura de los sospechosos, que fueron detenidos posteriormente. Ambos se enfrentan a una pena de entre 80 y 140 años de prisión, ya que la Fiscalía trata el delito como uno de «privación de la libertad con la finalidad de hacer daño». La Fiscalía había ofrecido una recompensa de dos millones de pesos (unos 100.000 euros) para encontrar a los responsables.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México investiga el caso de Fátima como un feminicidio, además de mantener abiertas investigaciones sobre la posible omisión de responsabilidad de funcionarios que pudieron haber incurrido en negligencia.

El asesinato de Fátima Cecilia Aldriguett ha conmocionado al país y el lunes, la calle donde vivía la pequeña se llenó de vecinos y habitantes de los barrios cercanos para rezar por ella. Además, como muestra de indignación, los vecinos bloquearon los accesos a Santiago Tulyehualco, ubicada en Xochimilco, en el sur de la capital mexicana, y exigieron justicia a las autoridades. «Nos quieren ver la cara», exclamaban.