Un detenido en una manifestación contra el desalojo de un grupo de 'okupas' en Barcelona

Mundo ethos

Un detenido en una manifestación contra el desalojo de un grupo de 'okupas' en Barcelona
Foto: Manu Fernandez

Un grupo de personas con la cara tapada que participaban en una manifestación convocada por diversos colectivos contra el desalojo de los okupas de un centro conocido como Ca La Trava, en el barrio de Gràcia de Barcelona, han provocado incidentes durante la marcha y una de ellas ha sido detenida y dos han sido identificadas. Durante la mañana, otras dos personas han sido detenidas por encadenarse a bidones rellenos de cemento para evitar su desalojo.

La persona detenida en la manifestación, que llevaba pastillas para encender fuego, ha sido arrestada por quemar contenedores. Las dos personas identificadas han sido denunciadas por desórdenes públicos. Los sospechosos han hecho pintadas en varios alojamientos turísticos, han roto cristales de inmobiliarias, han formado barricadas y han prendido fuego a contenedores.

La manifestación se había convocado contra el desalojo de esta casa ocupada, ubicada en el número 154 de la Travessera de Gràcia, y ha sido secundada por varios centenares de personas que han coreado lemas como «un desalojo, otra ocupación». La marcha estaba encabezada por una pancarta con el lema “Ca La Trava resiste” y algunas personas que llevaban bengalas.

Tras causar daños en el mobiliario urbano y en varios inmuebles, los manifestantes se han dispersado ante la presencia de los Mossos d’Esquadra.

El desalojo del centro, en el que permanecían nueve personas que se negaban a abandonar el inmueble, ocupado desde hacía cerca de dos años, ha sido finalizado por la mañana, tras lo que se han convocado las protestas.

Ahora, la policía realiza los trámites para entregar la finca ocupada a su propietario, la sociedad Inmobiliaria Mar S.L.U. Durante el proceso judicial para llevar a cabo el desalojo, el ayuntamiento de Barcelona mantuvo conversaciones con la propiedad del edificio para comprarlo pero, ante la falta de acuerdo, se reactivó el proceso y se ordenó el desalojo de los okupas, informa Efe.