Dimite el ministro de Exteriores británico Boris Johnson, partidiario de un 'Brexit duro'

Política y conflictos

Dimite el ministro de Exteriores británico Boris Johnson, partidiario de un 'Brexit duro'

El ministro de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson ha dimitido este lunes. Así lo ha anunciado Downing Street, en plena guerra en el seno del Gobierno por el rumbo del Brexit. «Esta tarde, la primera ministra aceptó la renuncia de Boris Johnson como ministro de Exteriores. Su sustituto se anunciará en breve», ha dicho la oficina de Theresa May en un comunicado.

Johnson ha estimado, luego de renunciar, que el sueño del Brexit «está muriendo». «Nos dirigimos verdaderamente hacia el estatuto de colonia» de la Unión Europea, ha escrito en su carta dirigida a May, criticando su proyecto de mantener relaciones económicas estrechas con Bruselas luego del Brexit.

La renuncia de Johnson se suma a la del ministro para el Brexit, David Davis, que se ha dado después de que May convocara a una «cumbre» de su Gobierno, el viernes, en la que les comunicó su decisión de mantener estrechos lazos económicos con la UE y ordenó a sus ministros que cerrasen filas. Estos dos y otros cinco altos funcionarios se habían mostrado contrarios a los planes de May de suavizar la ruptura con Bruselas.

La primera ministra ha atribuido las dimisiones a las discrepancias sobre la salida de la UE. «No estábamos de acuerdo en la manera de materializar el resultado del referéndum» de salida de la UE, ha expresado May en el Parlamento.

La dimisión de Davis abrió una crisis en el Gobierno británico que se acentúa con la de Johnson. Varios diputados conservadores, así como la oposición laborista, han pedido la dimisión de la primera ministra. La nueva propuesta de relación bilateral británico-comunitaria, acordada in extremis por los ministros en la reunión del viernes, contempla la creación de un mercado común de bienes, con cierta armonización normativa y aduanera, lo que fue muy criticado por los diputados conservadores partidarios de un ‘Brexit duro’.

May planea remitir el próximo jueves a la UE un Libro Blanco con este plan y otros detalles de la posición británica sobre la futura relación con el bloque europeo, que se aplicará tras finalizar el periodo de transición de 21 meses posterior al Brexit, previsto para el 29 de marzo de 2019.