Dimite el ministro de Hacienda colombiano cuando las protestas suman ya 19 muertos

Política y conflictos

Dimite el ministro de Hacienda colombiano cuando las protestas suman ya 19 muertos
Foto: Carlos Ortega| EFE

La renuncia del ministro de Hacienda de Colombia, Alberto Carrasquilla, ha marcado esta semana la sexta jornada de protestas contra la ya retirada reforma tributaria del Gobierno, en las que, según la Defensoría del Pueblo, han muerto al menos 19 personas y unas 800 personas han resultado heridas.

En contexto: Carrasquilla, que estaba en el cargo desde el 7 de agosto de 2018, cuando comenzó el mandato del presidente Iván Duque, se ha convertido en el villano de la actual crisis por la dureza del fracasado proyecto de reforma fiscal, que fue el detonante de las manifestaciones la semana pasada. Esta iniciativa golpeaba en especial a la clase media y a la baja mediante la ampliación de la base tributaria y el cobro del IVA del 19% a los servicios públicos.


Las movilizaciones sociales que comenzaron en noviembre de 2019 contra la política económica de Duque resurgieron con fuerza la semana pasada, después de un paréntesis de más de un año por la pandemia de COVID-19, que ha empobrecido a miles de familias colombianas.

Para reemplazar a Alberto Carrasquilla, Duque ha nombrado como nuevo titular de Hacienda al hasta hoy ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, un economista y académico que también acompaña al presidente desde el inicio de su Gobierno.

Víctimas de la violencia

Según el informe de la Defensoría, 19 personas han muerto durante las manifestaciones, 18 civiles y un policía, y actualmente está evaluando y clasificando 140 denuncias que incluyen información sobre fallecidos, desaparecidos, abuso policial y lesionados.

Sin embargo, organizaciones sociales han divulgado informes según los cuales el número de víctimas es incluso mayor que el indicado por la Defensoría. La ONG Temblores, que documenta violencia policial, asegura que desde el 28 de abril hasta hoy contabiliza «26 personas víctimas de violencia homicida por parte de la Policía».

Además, ha reportado «142 víctimas de violencia física», 761 detenciones arbitrarias, 17 víctimas de «agresión en sus ojos», nueve víctimas de violencia sexual y «56 denuncias por desapariciones en el contexto de la movilización».

Crisis en Cali

Desde que comenzaron las manifestaciones, la situación más difícil se vive en Cali, capital del departamento del Valle del Cauca y principal ciudad del suroeste de Colombia, donde hay incertidumbre por la violencia policial, los disturbios y los bloqueos, que están provocando desabastecimiento de alimentos y combustibles.

Uno de los momentos más difíciles de la jornada del lunes se vivió en un sector conocido como La Luna, al sur de la ciudad, donde los manifestantes protagonizaron una batalla campal contra miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía. El suceso fue grabado por un fotógrafo conocido como Jahfrann, que en un directo de Instagram se conectó con personalidades latinoamericanas como el cantante puertorriqueño Residente y el conferencista mexicano Daniel Habif para mostrarles lo que estaba ocurriendo en La Luna.

Las manifestaciones también han dejado decenas de comercios destruidos y tienen paralizada la vida de Cali, donde las imágenes de largas colas para obtener combustible y los estantes de alimentos vacíos tienen en vilo a las autoridades.

Asimismo, la Aeronáutica Civil de Colombia ha restringido temporalmente las operaciones del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, que sirve a Cali, por las manifestaciones que constituyen la peor crisis del Gobierno de Duque.

Protestas en otras ciudades

Los colombianos también salieron a protestar este lunes en ciudades como Bogotá, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga y Manizales. En la capital colombiana, centenares de personas se congregaron frente a la residencia privada el presidente Duque para expresar su inconformismo con el Gobierno.

También hubo violencia en Barranquilla, capital del departamento caribeño del Atlántico, donde se saquearon supermercados y se dieron enfrentamientos con la fuerza pública. Los sindicatos y organizaciones sociales que habían convocado la protesta volvieron a llamar a una nueva jornada de «paro nacional» que tendrá lugar este miércoles 5 de mayo.