The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Israel

Dimite el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, por su oposición a la tregua en Gaza

Redacción TO
Foto: Ariel Schalit | AP

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, ha dimitido este miércoles del cargo por desacuerdos con el Gobierno sobre la aceptación este martes de la tregua en Gaza, que califica de "sumisión al terror", y ha exigido convocar inmediatamente elecciones anticipadas.

"No puedo seguir en mi cargo de ministro de Defensa, no puedo mirar a los ojos de las familias del sur que viven en manos de Hamás", ha dicho el ya exministro y líder del partido ultraderechista Israel Nuestro Hogar, que ha explicado que su renuncia está basada en diferencias irreconciliables con Netanyahu.

Fuentes del Likud, encabezado por el primer ministro Benjamín Netanyahu, han declarado al Times of Israel que "no hay necesidad de celebrar elecciones en este momento con problemas de seguridad". La continuidad del Gobierno es posible, ya que la salida de Lieberman de la coalición deja todavía a esta con una escasa mayoría de 61 diputados en una Cámara de 120 escaños.

Lieberman argumentó su decisión en dos desacuerdos fundamentales: el primero es la decisión la semana pasada de Netanyahu de permitir la entrada en Gaza de 15 millones de dólares para pagar salarios de funcionarios de Hamás y, el segundo, la aceptación ayer de la tregua ofrecida por las milicias tras 48 horas de enfrentamientos. 

"Lo que pasó ayer frente a Hamás es rendirse al terror, no hay otro nombre para eso. Lo que estamos haciendo en este momento es ganando calma por corto tiempo pero con más problemas en el futuro", ha criticado.

Sobre la decisión de permitir la entrada de dinero a Gaza donado por Catar, ha señalado que "hay que entender donde va a ir a parar; va a las familias de los terroristas, que todo el tiempo están intentando atacar a Israel, a nuestros soldados y nuestras familias. Estamos dando a los terroristas dinero en efectivo en Gaza. Esto no puede continuar".

"No hay ningún motivo para que los terroristas de Hamás se sigan sintiendo tan cómodos y haciendo lo que quieran", ha denunciado Lieberman, que ha pedido que antes del próximo domingo "se decida fecha para las elecciones", y que el Gobierno ponga fin a "la sumisión al terror y la falta de claridad en asuntos de seguridad".

Hamás celebra como "victoria política" la dimisión

El movimiento islamista Hamás, que controla Gaza, considera una "victoria política" la dimisión de Lieberman. "La dimisión de Lieberman es un reconocimiento de derrota, fracaso e indefensión al hacer frente a la resistencia palestina. Es una victoria política para Gaza, que tuvo éxito en su constancia", ha asegurado el portavoz islamista Sami Abu Zuhri.

Y se ha jactado de que la franja "ha conseguido crear un terremoto en la arena política de la ocupación", mientras páginas web afines a Hamás han celebrado que Lieberman "quería asesinar físicamente a Ismail Haniye (su líder), pero la resistencia palestina armada le ha asesinado políticamente".

Entre el lunes y el martes, las milicias palestinas de Gaza, con Hamás a la cabeza, lanzaron más de 460 proyectiles contra Israel como respuesta a un incidente que se produjo la noche del domingo durante una incursión militar israelí en Gaza que resultó fallida y en la que murieron siete milicianos y un soldado israelí.

El Ejército respondió con ataques sobre más de 160 objetivos militares en la franja, pero Lieberman ha defendido este miércoles que deberían "haber continuado", tras semanas reclamando una acción militar contundente sobre el enclave.