Diversos sindicatos de Mossos critican la falta de apoyo de Miquel Buch con los agentes agredidos

Mundo ethos

Diversos sindicatos de Mossos critican la falta de apoyo de Miquel Buch con los agentes agredidos
Foto: Alejandro Garcia

Diversos sindicatos de Mossos d’Esquadra han destacado este miércoles la «excelente coordinación« del cuerpo con la Policía Nacional durante las protestas contra la sentencia del procés y han criticado la falta de apoyo del conseller de Interior, Miquel Buch, con los agentes agredidos. El portavoz de la Trisindical, David Miquel, ha asegurado a Efe que la relación con los otros cuerpos policiales es «excelente» pero ha lamentado que Buch, a quien ha vuelto a pedir su dimisión, no haya «condenado los actos violentos» contra los Mossos «de forma contundente y rápida».

Miquel ha pedido «prudencia» hasta que el conseller analice los disturbios de anoche en las protestas independentistas. Asimismo ha opinado que el Govern «debería haber salido al día siguiente de la primera movilización y no tras las dos noches de alborotos». Ha criticado, además, que el Ejecutivo catalán «esté haciendo equilibrios peligrosos para quedar bien con todo el mundo» al darles «unas órdenes que no querrían dar, pero que mandan porque saben las consecuencias de no hacerlo».

Por ello y porque, a su juicio, «el diálogo con la conselleria ha sido inexistente, imposible o a base de imposiciones», la Trisindical ha vuelto a pedir la dimisión de Buch por sus «menosprecios constantes».

Por otra parte, el portavoz de FEPOL, Toni Castejón, también ha resaltado la «muy buena coordinación» de los Mossos con la Policía Nacional «tanto en la calle como desde el Centro de Coordinación«, una posición que ha corroborado además el Sindicato Unificado de la Policía (SUP).

Castejón ha garantizado que «todo fluye correctamente» porque ambos cuerpos «se encuentran juntos contra los violentos» y ha señalado que la policía autonómica está actuando en estos momentos «como un bloque, desde el comisario jefe hasta el último agente».

Según el líder sindical, la «preocupación» del sindicato está ahora en «la integridad física» de los policías ante «la violencia tan extrema» que se produjo anoche en Barcelona. Sobre la actuación del conseller Buch, Castejón ha pedido «centrarse en la coordinación policial» y ha admitido que desde FEPOL creen que «no sirve de nada pedir dimisiones a nivel político porque todos —ha dicho— nos han decepcionado».

Desde USPAC, su portavoz Francesc Vidal ha reprochado al conseller que «hasta ahora no haya salido a dar apoyo a las acciones de los Mossos y a denunciar la brutalidad de una minoría» y ha subrayado la importancia de que «las órdenes finales las dé un mando policial y no un político», especialmente en episodios como los de anoche.

Vidal ha denunciado además la «aberración» de un dispositivo que alarga la jornada de algunos agentes «más de 15 horas sin relevos ni avituallamiento básico», a la vez que ha alertado del material «obsoleto» que emplean muchas unidades ARRO de antidisturbios. «También se vio a agentes de seguridad ciudadana en pantalones y camisa haciendo actuaciones de orden público cuando no tienen ni la formación ni el material para hacerlo», ha indicado.

El conseller Buch ha anunciado que comparecerá en rueda de prensa para analizar los incidentes tras reunirse esta mañana con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el vicepresidente Pere Aragonès y la consellera Meritxell Budó, y después de que el departamento anunciara inicialmente que haría sólo una declaración institucional sin preguntas.

Miquel Buch ha apelado a que las protestas contra la sentencia del procés se hagan de forma «cívica y pacífica» y aislando a los violentos, para no poner en riesgo las «competencias plenas» de la Generalitat en seguridad pública. En la rueda de prensa celebrada esta tarde, Buch ha insistido en que disponer de un cuerpo policial propio es «indicador del grado de responsabilidad de un país», y ha llamado a preservar esas competencias.