The Objective
Publicidad
Economía

Placas solares para el aire acondicionado: ¿merecen la pena?

En el caso de una instalación en una primera residencia, la inversión puede amortizarse en un plazo de tres a cinco años

Placas solares para el aire acondicionado: ¿merecen la pena?

Instalación de placas solares en el tejado de una vivienda. | EFE

El encarecimiento de la electricidad y el incremento generalizado de las temperaturas veraniegas ha disparado el consumo de aire acondicionado, y también el interés en buscar alternativas menos costosas y más respetuosas con el medio ambiente. El uso de placas solares se ha convertido en una opción cada vez más demandada por los consumidores. Con las empresas instaladoras desbordadas por una carga de trabajo sin precedentes, son muchos los que se preguntan si merece la pena.

«Es una apuesta segura para ahorrar energía, en el medio y largo plazo nos va a suponer un ahorro», explica Concha Molina, portavoz de la empresa Gana Energía, en declaraciones a THE OBJECTIVE: «Las placas solares han venido para quedarse, y nos van a acompañar en el futuro». Tal y como recuerda esta compañía comercializadora de energía, «aunque la inversión inicial es elevada, las placas solares fotovoltaicas pueden suponer un ahorro de entre un 80 y un 90% de la energía consumida en el aire acondicionado».

La inversión total ronda los 5.000 euros. El coste de los paneles solares, las baterías y el inversor pueden superar los 3.000 euros, a lo que hay que sumar el precio del aparato de aire acondicionado y la instalación correspondiente, si no se cuenta con ella. El precio final dependerá también de las necesidades del inmueble en cuestión.

En el caso de instalar placas solares para el aire acondicionado en una primera residencia, se estima que la inversión puede amortizarse en un plazo de tres a cinco años. Distinto es el caso de una segunda residencia, en los que el uso del aire se reduce ostensiblemente en comparación con el que se le puede dar en una vivienda habitual. 

Vender el excedente de energía de las placas solares

Además, existe la posibilidad de vender la energía generada que no se ha llegado a consumir. Algunas compañías como Gana Energía compran los excedentes de autoconsumo. Esto permite al usuario de placas solares obtener una mayor rentabilidad y aumentar el ahorro en la factura de la luz mes a mes.

Al no usar la corriente eléctrica reduce el coste del recibo eléctrico, a la vez que las emisiones de CO2 a la atmósfera. En cuanto a los resultados, el aire acondicionado solar enfría igual que los aires convencionales; su función es refrigerar la vivienda o local en el que se sitúa. La única diferencia es su fuente de energía y el proceso de enfriar el aire. 

Las placas solares para aire acondicionado suelen ser fotovoltaicas y se instalan en la parte del edificio en la que puedan recibir la mayor cantidad de rayos de sol posible

Las placas solares para aire acondicionado suelen ser fotovoltaicas y se instalan en la parte del edificio en la que puedan recibir la mayor cantidad de rayos de sol posible. Mediante una sencilla instalación, los paneles se conectan al aire acondicionado. Además, suele coincidir que las horas en las que más se utiliza el aire acondicionado son las horas de mayor radiación solar. 

La instalación adecuada para cada vivienda o negocio se determina en función de las características del aparato de refrigeración: el tipo de placas, las frigorías, la potencia, el presupuesto, etc.

Tipos de aire acondicionado solar

Existen dos tipos de aire acondicionado solar. En primer lugar, aire acondicionado solar híbrido: su tecnología utiliza la energía solar en las horas de sol mientras que cuando no la hay hace uso de la tecnología fotovoltaica hace uso la red eléctrica para no ‘quedarse tirado’. De esta forma, permite ahorrar en consumo eléctrico en las horas de sol y además, almacenar hasta un 100% de esta energía gracias a las baterías.

El otro modelo es el del aire acondicionado solar por absorción: funciona a través de un líquido refrigerante. En este caso la energía solar se usa para la evaporación del líquido refrigerante que enfría el aire. Si bien su consumo es mucho bajo también lo es su rendimiento y aún tiene que desarrollarse más para que pueda ser rentable. A nivel industrial, una gran opción son los evaporadores, que resultan muy efectivos y, sobre todo, muy respetuosos con el medioambiente.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D