The Objective
Publicidad
Economía

Clemente Cebrián (El Ganso): «Nos avalaron con un 'business plan' que era un desastre»

Clemente Cebrián es la mitad de El Ganso, referente de la moda masculina española que empezó con una inversión inicial de 30.000 euros

Clemente Cebrián (El Ganso): «Nos avalaron con un 'business plan' que era un desastre»

En 2004, los hermanos Álvaro y Clemente Cebrián dejaron sus trabajos y, sin experiencia previa en el sector, lanzaron una pequeña línea de ropa, de nombre «El Ganso». De vender en tiendas multimarca pasaron en apenas unos años a poseer más de 100 puntos de venta en varios países del mundo y facturar más de 80 millones de euros anuales.

Una de las mitades de este sueño, El Ganso, es Clemente Cebrián. Él es uno de los protagonistas del podcast Así empecé, creado por Arcano Partners. Esta serie de entrevistas tiene como objetivo acercar al oyente las historias de personas que tuvieron una idea, un sueño, de crear o mejorar algo, y que a base de ingenio, determinación y pasión consiguieron sacar adelante. En definitiva, son historias de emprendedores contadas por ellos mismos.

Un negocio para «dos gansos»

Clemente y su hermano tenían el sueño de emprender desde pequeños, gracias al ejemplo de su padre, empresario y emprendedor, y de su abuelo, también empresario, al que «le había ido bien y le había ido mal», en palabras de su nieto. Eso en lo relativo a la familia paterna, la materna era la parte artística de la ecuación.

Para perseguir su sueño, los hermanos Cebrián tuvieron que salir de su zona de confort y dejar todo atrás. Tras dejar sus respectivos empleos, emprendieron los primeros pasos de El Ganso. En el caso de Clemente, él abandona un puesto fijo en Telefónica y se ve ante el abismo de que todo pueda salir mal. Sin experiencia previa –Álvaro era el que más conocía el mundo de la moda, pero no tenía recorrido en el sector–, los hermanos Cebrián se ponen, sin embargo, manos a la obra.

Empezaron con un capital de 30.000 euros, que lograron al vender un coche y la ayuda de Avalmadrid, una Sociedad de Garantía Recíproca cuya labor es facilitar y ayudar a la financiación de las pymes, autónomos y emprendedores de la Comunidad de Madrid. También fue fundamental el «apoyo de África, la mujer de Álvaro, y Rocío, mi mujer». Para que Avalmadrid les avalara, tuvieron que presentar un business plan (plan de negocio) que, reconoce ahora entre risas, «era un desastre».

«De pequeños, nuestra abuela Carmen decía que éramos muy gansos. Nosotros lo que queríamos hacer era una marca de ropa elegante y divertida, y el animal –el ganso– lo veíamos como un animal elegante, y luego estaba la connotación divertida en castellano»

Sobre el nombre de El Ganso, Clemente viaja hasta su infancia para explicarlo: su abuela aseguraba sobre ellos constantemente que eran «muy gansos», y aquella anécdota les vino como anillo al dedo. Buscaban una marca «elegante y divertida» y eso era precisamente lo que les transmitía el animal que tanto éxito les ha traído.

Más allá de sus difíciles inicios, Clemente Cebrián analiza en el podcast Así empecé, entre otras cuestiones, la expansión internacional de su negocio, el golpe que ha supuesto la pandemia del coronavirus para el mismo y mucho más.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D