The Objective
Publicidad
Consumo

Un timo usurpa la identidad de clientes de energéticas para cambiarlos de compañía y cobrar las comisiones

La Policía alerta de esta práctica tras detener a cerca de medio centenar de comerciales y administradores a los que investigaba desde hacía tres años

Un timo usurpa la identidad de clientes de energéticas para cambiarlos de compañía y cobrar las comisiones

Una persona accede al cuadro de la luz factura en mano

Existen multitud de timos en todos los soportes dirigidos a obtener datos de cualquiera para utilizarlos después de manera fraudulenta. Algunos tratan de llegar hasta los datos bancarios para consumar la estafa directamente aligerando las cuentas de sus víctimas, pero cualquier fraude que se sirva del uso de información de terceros obtenida de manera ilícita, a la larga también puede hacernos un buen roto.

Así es un aparente nuevo timo, aunque no lo es puesto que se investigaba desde hacía tres años, que ha propiciado la detención de cerca de medio centenar de personas este mes, relacionadas todas ellas con una práctica delictiva que consiste en usurpar la identidad de clientes de empresas energéticas para cambiarlos de compañía y lucrarse con las comisiones.

Servicios no autorizados

En total, son 44 los detenidos por la Policía Nacional en 12 provincias repartidas por toda la Península –Barcelona, Cádiz, Castellón, Ciudad Real, Córdoba, Huelva, Jaén, Madrid, Málaga, Murcia, Sevilla y Valencia–, entre ellos 26 trabajadores comerciales y 18 administradores de sociedades fuerza de ventas, por hacer uso fraudulento de datos personales para usurpar la identidad de consumidores y contratar en su nombre servicios no autorizados. Su único objetivo era enriquecerse con las comisiones por captar nuevos socios. Todas estas personas estaban implicadas en la trama y se les imputa un delito contra el mercado y los consumidores. A los comerciales también se les reclama un delito de usurpación de estado civil y a los administradores de sociedades, otro de estafa.

Su modus operandi pasaba por acceder a las bases de datos personales de las compañías eléctricas para valerse de la información de sus clientes y, sin que estos ni siquiera lo sospechasen, cambiarlos a otras empresas proveedoras de servicios. Los 18 arrestados que trabajaban como administradores de sociedades de fuerza de ventas, dedicadas a la comercialización de servicios, eran quienes tenían acceso a esas bases de datos.

Denuncia de una distribuidora

Las investigaciones que han culminado con cerca de 50 detenidos se iniciaron en septiembre de 2019, después de que el administrador de una compañía distribuidora de electricidad y gas natural denunciara ante la Policía que tenía constancia de que personas desconocidas llamaban a sus clientes haciéndose pasar por trabajadores de la empresa.

Cuando los timadores contactaban con los clientes de la compañía suplantada ya conocían toda la información personal a disposición de la empresa suministradora, incluso los puntos de suministro que le correspondían y sus datos bancarios. Entonces, tras citar algunos de esos datos personales para darle mayor credibilidad a la estafa, ofrecían a los usuarios un supuesto descuento en sus tarifas, pero en realidad los cambiaban a otra comercializadora eléctrica sin que estos lo sospecharan y, lógicamente, sin su aprobación.

Duplicados de facturas

La empresa que interpuso la denuncia había realizado previamente una auditoría interna en la que había detectado numerosos accesos no autorizados a sus bases de datos, al igual que constataron que diversos desconocidos habían contactado con la mercantil haciéndose pasar por clientes. Una vez que contestaban las preguntas de seguridad, solicitaban duplicados de facturas con intención de comunicar un cambio en los datos personales de contacto y evitar así una posible contraoferta al sufrido usuario víctima del timo, que en ningún momento sabía de su nueva alta.

Por su parte, la compañía comercializadora que estaba recibiendo nuevos clientes detectó métodos de captación cuanto menos irregulares y también emprendió acciones legales, interponiendo una querella contra varios comerciales por las prácticas realizadas, enfocadas a lucrarse con las comisiones por nuevas clientes que les daba la empresa a la que derivaban fraudulentamente a los clientes. La Policía también ha comprobado que para percibir las comisiones por nuevas altas, los delincuentes se dedicaban a subcontratar nuevas sociedades. Así lograban captar a más clientes, propiciando que numerosos datos personales de estos se acabaran filtrando a esas subcontratas.

36.000 cambios de datos personales

El montante económico total causado por este timo, tan sensible como la factura de la luz, todavía no ha podido ser valorado, pero la Policía estima que se pueden haber producido unos 36.000 cambios de datos personales que igualmente han causado baja en la compañía perjudicada. La Dirección de Competencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha sido informada de estos hechos por parte de los investigadores de la trama, para que la entidad pueda valorar si las prácticas comerciales de las empresas fuerza de ventas pudieran constituir una infracción contraria a la normativa de defensa de la competencia.

Igualmente se ha informado a la Agencia Española de Protección de Datos sobre las medidas de protección y filtraciones de los datos personales de los consumidores, por si pudieran suponer una infracción de la norma de protección de datos de carácter personal por parte de sociedades distribuidoras y comercializadoras contratantes de las empresas de call center investigadas. Lo cierto es que después de tres años de investigaciones, la Policía ha sacado a la luz un turbio entramado que manejaba a su antojo datos personales de clientes de luz y gas. Se trata de una estafa a gran escala que ha propiciado personal habituado con este tipo de empresas, pero ojo, porque a nivel particular los comerciales de luz y gas han sido puestos en entredicho en numerosas ocasiones por sus malas prácticas, también muchas veces destinadas a lucrarse de los clientes más vulnerables.

Multas a energéticas por prácticas fraudulentas

Al margen de esta estafa que a la Policía Nacional le ha llevado tres años aclarar, las artimañas de algunos comerciales de luz y gas han sido denunciadas por numerosos usuarios que fueron víctimas de estos. Al margen de este entramado delictivo ahora desarticulado, numerosos comerciales sin escrúpulos han actuado a nivel particular con otros timos de toda índole, desde presentarse como «comercial de su compañía» cuando no lo eran hasta amenazar de malas maneras con represalias si el cliente no accedía a sus pretensiones. Y ojo, porque también han sido descubiertas personas que se hacían pasar por comerciales y su única intención era acceder a la vivienda para incluso hurtar cualquier cosa al descuido.

Los cambios de comercializadora de luz y gas sin que el cliente sea consciente de ello han sido denunciados en muchas ocasiones y casi siempre tenían que ver con comerciales que se presentaban directamente en los domicilios. Por esta razón, en marzo de 2017, tras las denuncias de siete usuarios, acabaron siendo multadas por la CNMC cuatro grandes compañías que formalizaban contratos sin permiso de sus clientes. Endesa tuvo que pagar 100.000 euros por cinco multas de 20.000 euros, Iberdrola fue multada con 30.000 euros, Gas Natural con 10.000 y Viesgo con 15.000 euros: 155.000 euros en total. Las empresas mayoritariamente declinaron su responsabilidad, cargándola sobre los comerciales. Bien es cierto que los comerciales fraudulentos atesoran multitud de artimañas para engañar a los clientes y a veces les basta con hacerse con un DNI para actuar más tarde a demanda. En cualquier caso, los engaños suelen comenzar con que el comercial solicite a su víctima su factura de la luz y/o el gas porque seguro puede rebajarla e incluso cotejar el contador, y continúan con el señuelo de aplicar algún descuento o eliminar peajes.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D