The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

El acusado por la matanza en Nueva Zelanda pide ejercer su propia defensa

Redacción TO
Última actualización: 18 Mar 2019, 1:12 pm CET
Foto: Vincent Thian | AP

El australiano acusado de asesinato por la matanza en dos mezquitas de Nueva Zelanda que dejó 50 muertos y decenas de heridos planea representarse a sí mismo durante el juicio, ha declarado el abogado de oficio designado por el tribunal.

Brenton Tarrant fue acusado el sábado de asesinato en las mezquitas de Al Noor y Linwood por un tribunal de la localidad neozelandesa de Christchurch, durante una breve comparecencia durante la cual hizo un signo con la mano propio de los supremacistas blancos.

El abogado de oficio Richard Peters, quien lo representó durante la audiencia preliminar, ha contado a la agencia AFP que el australiano, de 28 años, "indicó que no quiere un abogado". "Quiere representarse a sí mismo".

"Apareció como alguien congruente y que no sufre discapacidad mental. Así apareció. Parecía comprender lo que ocurría", ha añadido Peters.

Por otro lado, un joven de 18 años ha sido acusado este lunes por un tribunal de Christchurch por haber retransmitido el vídeo difundido en directo por el autor de la matanza de dicha ciudad neozelandesa.

La Justicia no ha autorizado la publicación del nombre del joven, que también está acusado por haber publicado online una fotografía de la mezquita de Al Noor de Christchurch con el mensaje "objetivo conseguido". Se enfrenta a un máximo de 14 años de prisión por cada cargo.

El juez ha rechazado dejar al joven en libertad bajo fianza y permanecerá detenido hasta su próxima comparecencia, el 8 de abril.

Los investigadores han indicado que el acusado no es sospechoso, de momento, de estar implicado directamente en la masacre, pero el juez Stephen O'Driscoll ha precisado que todos los detalles de las investigaciones contra el joven están cubiertos por una suppression order u orden de supresión, que prohíbe a los medios informar sobre su avance, informa Afp.

Además, el comerciante de armamento que vendió armas al acusado del ataque ha manifestado este lunes que no se siente responsable por la muerte de los 50 fieles que fueron asesinados.

David Tipple, gerente de Gun City, ha confirmado que vendió cuatro armas de fuego y munición a Brenton Tarrant. "No percibimos nada fuera de lo común sobre este poseedor de una licencia de armas", ha explicado Tipple en una rueda de prensa en Christchurch.

Tipple se ha negado a responder a las preguntas directas sobre el uso de armas de fuego adquiridas en su tienda y se ha limitado a comentar que no era el momento para iniciar un debate sobre las armas.

Al ser preguntado si tenía algún sentimiento de responsabilidad, Tipple ha contestado: "No".

Reforma legal sobre tenencia de armas

El Gobierno de Nueva Zelanda ha acordado este lunes iniciar una reforma de la ley de armas tras el atentado de Chirstchurch y crear una comisión que evalúe la actuación previa de las autoridades.

La primera ministra, Jacinda Ardern, ha asegurado que su gabinete está "completamente unido" respecto a la reforma legal acordada "en principio" y cuyo contenido se anunciará en un plazo de 10 días tras los ataques del viernes en dos mezquitas.

"Hay muchos neozelandeses que cuestionan que haya armas semiautomáticas disponibles", ha declarado en rueda de prensa Ardern, al tiempo que ha evitado precisar si la reforma incluirá, tal como se esperaba que anunciara, la prohibición de este tipo de armas, utilizadas en el atentado. "Hay detalles que hay que mirar. No se trata solo de ciertos puntos de la ley. Es simplemente por esto que nos tomaremos un tiempo, para que salga bien".

El acusado por la matanza en Nueva Zelanda pide ejercer su propia defensa 1

La primera ministra Jacinda Ardern conversa con miembros de la comunidad musulmana tras el ataque en Christchurch. | Foto: Oficina de la Primera Ministra | AP

Ardern ha subrayado que los ataques del viernes "pusieron de manifiesto una serie de debilidades en la ley de armas" de su país y que todo el Ejecutivo coincide en la necesidad de realizar cambios, incluido su socio de coalición, NZ First, que con anterioridad se había opuesto a ello.

El líder de este partido y viceprimer ministro, Wintson Peters, lo ha confirmado en la misma rueda de prensa, donde ha afirmado que tras los hechos del viernes "nuestro mundo cambió para siempre y también lo harán nuestras leyes".

La primera ministra neozelandesa ha añadido que la reforma no estará dirigida contra los propietarios de armas, en especial en zonas rurales, pero ha alentado a los que tengan armas en casa a entregarlas a la Policía. "Si alguien tiene un arma y está preocupado por los hechos del viernes le invitamos a entregarla a la Policía y le animo a hacerlo".

Ardern ha anunciado también que una comisión revisará los hechos que precedieron el atentado, incluidos los viajes y las actividades en Nueva Zelanda del atacante, el australiano Brenton Tarrant, y la actuación de varias agencias estatales de seguridad e inteligencia.

En la comparecencia, Jacinda Ardern ha aprovechado para hacer un llamamiento a los responsables de todas las redes sociales para que tomen medidas para prevenir la incitación al odio y la violencia, después de que Tarrant retransmitiera en directo por Facebook el ataque en la primera mezquita, informa Efe.

Homenaje a las víctimas

Los neozelandeses respondieron al ataque a las dos mezquitas de Christchurch apelando a la danza maorí que forma parte de la cultura de su tierra: el haka. 

Ya sea de forma individual o grupal, recurrieron a esa tradición para exteriorizar la tristeza que les produjo la matanza de más de 50 personas y rechazar al ataque supremacista. Surfers, niños y ciudadanos comunes se acercaron al lugar de la masacre para realizar el tradicional grito de guerra de la cultura Maorí que los All Blacks popularizaron.