The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Bolivia

El expresidente de Bolivia Evo Morales llega a Argentina, donde recibirá el estatus de refugiado

Redacción TO
Foto: Marco Ugarte | AP

Evo Morales ha llegado este jueves a Buenos Aires en condición de asilado y recibirá, por parte del Ministerio del Interior, el estatus de refugiado. Su llegada se produce dos días después de que el peronista Alberto Fernández asumiera el poder en Argentina, sucediendo al conservador Mauricio Macri.

El canciller argentino Felipe Solá ha aclarado que el permiso de asilo se pide para entrar en el país, pero que Morales ha firmado el “pedido de refugio, que es una condición diferente”. La condición de refugiado la da el Ministerio del Interior y, según el canciller, se le concederá en las próximas horas. 

Morales llegó al Aeropuerto Internacional de Ezeiza (Buenos Aires) acompañado de otras cuatro personas, entre ellas quien fuera su vicepresidente, Álvaro García Linera y el excanciller Diego Pary. “Viene para quedarse en Argentina, supongo”, ha declarado el canciller. “Se siente más cómodo acá que en México”.

Morales recibió asilo en Mexico el mes pasado, tras dimitir de su cargo a instancias de las Fuerzas Armadas y abandonar Bolivia. Hace algo más de un mes, tal y como ha recordado canciller argentino, pidió asilo en Argentina y el expresidente Macri no se lo concedió.

El 6 de diciembre viajó a Cuba para una consulta médica, según fuentes diplomáticas y del entorno de su entorno. “Si no nos ocupábamos de él rápidamente podía correr peligro su vida, y si corría peligro su vida, además de vida humana, iba a correr sangre en Bolivia, en nuestra opinión también”, ha subrayado el canciller argentino, y ha adelantado que por el momento no está prevista una reunión de Fernández con Morales.

Morales ha expresado su “eterno agradecimiento” al presidente mexicano y “al pueblo y al Gobierno de México por salvarme la vida y por cobijarme. Me sentí como en casa junto a las hermanas y hermanos mexicanos durante un mes”.

 

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre en medio de una convulsión social tras un proceso electoral en el que buscaba su cuarto mandato consecutivo. Fue acusado de fraude por la OEA (Organización de los Estados Americanos).

La situación entre Argentina y Bolivia

Solá ha ratificado que Argentina no reconoce el gobierno de transición de Jeanine Áñez. “No reconocemos el gobierno de Bolivia pero sí hacemos votos y trataremos de no poner el más mínimo palo en la rueda, sino más bien de ayudar para que las elecciones se hagan lo antes posible”, ha declarado, agregando que el de Bolivia es un “gobierno de facto”.

Áñez ha convocado elecciones en Bolivia. Aunque aún se desconoce la fecha, ha adelantado que se celebrarán en marzo o abril, sin la participación de Morales. Su gobierno presagia relaciones “muy difíciles” con el nuevo gobierno instalado en la Casa Rosada. La mandataria derechista boliviana no fue invitada a la investidura del presidente Alberto Fernández el martes, por considerar que su gobierno emerge de un golpe de Estado.

El gobierno boliviano espera que Argentina cumpla rigurosamente las normas internacionales sobre las condiciones diplomáticas de Morales. Piden que se limite su acción política, a diferencia de México, donde tenía “micrófono abierto”, según ha expresado la canciller bolivariana Karen Longaric. “Él no puede pronunciar ninguna manifestación de carácter político, está inhibido de ello y menos de hacer actos políticos que debiliten o desestabilicen al gobierno boliviano”, ha señalado.